El fin del siglo pasado fue testigo del desarrollo más asombroso en cuanto a la movilidad y los medios de transporte se refiere, en particular del diseño y la evolución automotriz. Con el paso de las décadas en la era moderna, pocos han sido los modelos que han logrado trascender los años sin sufrir alteraciones y adecuaciones notables, en aras de adaptarse a las diferentes necesidades de comodidad, desempeño y adaptabilidad al ritmo de vida y los terrenos por los que transita el ser humano. En este sentido, destaca el hecho de que, desde su nacimiento en 1959, MINI ha logrado sintetizar de forma precisa y visionaria esas necesidades y los embates que la vida moderna presenta todos los días.

Ingenio y oportunidad aparte, derivada de los años de la crisis de gasolina, MINI fue en cierto sentido, una innovación coyuntural que ha venido cambiando de propósito, pero no de sentido: ser un auto atrevido, útil, atractivo y eficiente desde todas las aristas posibles.

MINI sorprende por haber sido usado como auto de carreras, como una opción de ahorro de recursos y que hoy en día la historia lo ha posicionado como uno de los emblemas universales de la deportividad, lujo y el alto desempeño.

El apellido MINI nos ha llevado a conocer una gama notable de versiones y modelos que hoy se ajustan y mejoran notablemente la personalidad de cada conductor, con modalidades, diseños y ajustes personalizables que los hacen completamente únicos.

Así, MINI desarrolla y perfecciona la variedad de estilos, a través de sus diferentes versiones: desde un espíritu joven o aventurero (3 Puertas, Convertible, Countryman), pasando por la personalidad firme y sólida al volante, ideal para hombres y mujeres profesionales y padres de familia (5 Puertas, Clubman).

Cada día es un nuevo desafío, el tiempo continúa su ritmo incesante y MINI no sólo ha logrado expandir sus horizontes, volviéndose un auto icónico en el mundo y en México, en donde la amplitud, fuerza y dinamismo del país exigen hoy en día un auto con personalidad versatil, adaptable y que sorprenda al volante en todo momento.

Hace seis décadas, los tiempos desafiantes llevaron a Alec Issigonis a equilibrar eficiencia, ligereza contra el máximo beneficio y desempeño. Hoy, esa fórmula sigue vigente y se ha expandido en un modelo distinto a la vez, el cual está esperando por nosotros para ser vivido a plenitud.

 

Te recomendamos: Más ‘british’ que nunca: MINI festeja 60 años con edición exclusiva

 

Siguientes artículos

Medallas ganadas en Lima 2019 no fueron gracias a la 4T, destaca atleta
Por

El triatleta Guillermo Ruíz Tomé afirmó que ningún deportista que participó en estos Juegos Panamericanos comenzó con su...