A los mercadólogos mayores de 35 años les cuesta mucho trabajo ver a los medios en conjunto, pero entre éstos no hay divisiones. Internet y TV, por ejemplo, conviven entre sí, y así andamos con un ojo al gato y otro al garabato.

 

El video no mató a la estrella de radio, así como la radio no mató al periódico, ni el internet matará a la televisión. Si fuera cierto eso, para nuestras épocas y a más de 500 años desde que se inventó la imprenta, ya no existiría ningún periódico, o debido al video no habría más Martha Debayle ni Fernanda Familiar ni Pedro Ferriz, entre tantos íconos radiofónicos o estrellas de la radio. Incluso, estos ícono han aprendido a usar varios medios a la vez en una misma transmisión. Por ende, tampoco el internet matará a la TV, ya que como en cada etapa y en cada innovación, hay procesos de adaptación y reconfiguración.

Tenemos que tener claro que en los medios no hay divisiones; todos conviven entre sí, y a esto en marketing le denominamos convergencia de multiplataformas. Sin embargo, a los mercadólogos mayores de 35 años les cuesta mucho trabajo ver a los medios en conjunto, porque desde que estudiaban se enseñaba que los ratings no se sumaban entre medios y que si un espectador escuchaba la radio no veía televisión. Todo eso ahora cambió. Es necesario renovarse o morir. Tenemos que empezar a ver de forma cotidiana la convergencia. Simplemente y como lo muestran investigaciones de la IAB, los mexicanos en promedio poseen 4 pantallas, 3 de ellas con conexión a internet, y por lo general 2 de ellas al menos activadas al mismo tiempo. Este fenómeno de la multiplataforma del que hemos venido hablando desde hace un par de años al menos, la misma IAB lo divide ahora en cuatro comportamientos típicos de los internautas:

  1. Content grazing: Que si lo traducimos coloquialmente sería el que “anda con un ojo al gato y otro al garabato”, ya que no puede ver la TV sin su celular en mano o laptop al cuerpo, y en ambos hay contenido distinto no relacionado.
  2. Social spiderwebbing: ¡Lo que nos encanta a los mexicanos el mismísimo chisme!, y es que este comportamiento se refiere a lo que se comenta con los otros miembros o amigos de una red social, lo que se está viendo o haciendo en otra pantalla. El típico ejemplo es ver TV o hacer tarea en la lap, y comentar esa actividad por el Whats.
  3. Investigative spiderwebbing: Variante de lo anterior, pero no es para comentar con la red social, sino para ampliar la duda o complementar la información de lo que se ve o se escucha en otra pantalla, con más datos relativos y relevantes al mismo tema.
  4. Sequential: O uso secuencial, es decir, empezamos en la oficina una actividad en la pantalla de la PC del trabajo, continuamos haciendo lo mismo en el celular en el traslado, y llegamos a casa a terminar de hacer esa misma actividad en la lap o tablet. Generalmente son videos o mails.

El reto ahora es tener muy claro quiénes son nuestro público objetivo bien delimitado y bien estudiado para ver qué hacen, cuándo y en qué momento interactúan con las diversas pantallas, pues, como podemos ver en la siguiente gráfica: todo se está digitalizando, pero los medios tradicionales siguen vigentes y resistentes aun al paso del tiempo. Sólo la dedicación a ellos ha variado, y no por ello tenemos que dejar de lado alguno. Es, más bien, ser más relevantes y atractivos en nuestro contenido y la relación con nuestros clientes, adaptando a cada momento de uso y tipo de comunicación en cada uno.

image001

Contacto:

Twitter: @CesarEnriquez

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Cómo desarrollar el olfato periodístico
Por

Ahora sí, aquí mis recomendaciones para desarrollar ese olfato. Y recuerda: lo fundamental al observar la actualidad y l...