A Tatiana Clouthier, la vicecoordinadora del grupo parlamentario de Morena y exvocera de la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador, no le importa incomodar con sus respuestas.

Con la misma naturalidad que comenta la agenda que planea impulsar para la 64 Legislatura, afirma que en el sexenio de Enrique Peña Nieto no se hizo nada más que “robar” o señala que la vieja estructura partidista que fue derrotada por Morena en las pasadas elecciones vivía en foxilandia o peñalandia.

10 mujeres clave en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador

PUBLICIDAD

Clouthier no encaja en los esquemas comunes de los diputados de esta u otras legislaturas y eso se revela, no sólo en su forma de dirigirse a los medios de comunicación o en redes sociales, donde siempre tiene una respuesta franca, incluso si es poco diplomática. En su oficina, por ejemplo, en un extremo hay un cuadro con la foto del presidente López Obrador y al otro una figura (de unos 40 centímetros) que representa a su padre Manuel Clouthier “Maquío”, el legendario líder panista.

Más que ajustarse, está enfocada en cambiar la imagen de los integrantes del Congreso de la Unión, que por años fue concebida como sitio para los políticos deshonestos y “huevones”.

“Hay un desprestigio mayor de la clase política y especialmente de los legisladores, pareciera que es un regalo que da la vida para estar de vacaciones tres años o para simplemente agarrar dinero, porque ese es el espectáculo que el cuerpo legislativo ha dado por muchos años, tenemos a los diputados del PAN con los moches. Entonces cuando me preguntan cuál es mi papel en la Cámara de Diputados, digo que he hecho un compromiso de decir: tenemos que dignificar el puesto de ser legislador”, detalla la diputada en entrevista con Forbes México.

No sólo se limitará a sentar las bases de una actuación más cercana a la gente, la líder parlamentaria está convencida que en la 64 Legislatura se está abonando a “poner los rieles para que el gobierno de Andrés Manuel camine”.

De hecho, durante el primer periodo ordinario y extraordinario los integrantes de la legislatura se enfocaron en la agenda parlamentaria establecida por López Obrador desde que se anunció su victoria en las urnas. En ese sentido se aprobaron cambios en la administración Federal para la formación de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, se estableció que ningún funcionario federal gane más que el presidente de la República, se aprobó la Ley de la Fiscalía General y se integró el primer presupuesto de egresos del gobierno de AMLO.

Los señalamientos de que la agenda parlamentaria estaba marcada desde Palacio Nacional y de que Morena no dudó en aplicar “la aplanadora” durante este primer periodo no se hicieron esperar. Pero Clouthier está convencida que cada uno estos cambios son congruentes con el plan de gobierno por AMLO.

“No hay aplanadora, es un compromiso que hicimos públicamente con la gente, le estás cumpliendo a la gente, para los que quedaron como minoría pues no lo ganó en las urnas y me cuesta trabajo captar y entender este razonamiento. O no le entienden o hay ganas de distorsionar lo que ocurre en la Cámara de Diputados”, apunta.

La actividad no será menos intensa en San Lázaro para el próximo periodo ordinario. En la agenda está la presentación de iniciativas como las modificaciones al artículo 35 de la Constitución con el objetivo de facilitar la organización de consultas públicas, la conformación de la revocación de mandato y la iniciativa de desaparición del fuero incluyendo la inmunidad constitucional que nos e eliminó en noviembre del año pasado cuando se discutió en el pleno.

En el próximo periodo también se decidirá el rumbo de la estrategia del gobierno federal para enfrentar la crisis de inseguridad en el país, toda vez que se decide la aprobación o integración de cambios al dictamen de la Guardia Nacional en la Cámara de Senadores.

“El presidente ha dicho que no queda contento con esto y que invita al Senado a revisar un transitorio cuarto. Si el Senado acepta eso y hace una modificación al dictamen, técnicamente el dictamen debe regresar a la Cámara a volver a ser votado, si vuelve a ser votado con esa modificación hay de dos sopas o lo apruebas y si le quieren hacer cambios mayores entonces ya volveríamos a tener que pasar”, detalla.

Lee también: La militarización del país va, pese a cambios en dictamen de Guardia Nacional

El proceso de análisis y revisión de la reforma constitucional para la creación de la Guardia Nacional colocó a Clouthier en el ojo del huracán, primero por su posicionamiento en contra de la integración de un grupo dirigido por la Secretaría de Defensa Nacional, que se desmarcaba del enfoque que de sus compañeros de bancada; segundo, cuando al momento de votar el dictamen lo hizo en abstención.

Los aplausos por parte de especialistas e incluso miembros de la oposición que le hicieron ganar su posicionamiento, se convirtieron en reproches una vez que fue uno de los tres legisladores que se abstuvieron de votar en pro o en contra.

“Soy la vicecoordinadora del grupo parlamentario, soy quien coordinó la campaña del presidente de la República y debo decir que yo di la cara, hable de lo que estábamos proponiendo, me parece que como viene el dictamen no representa la propuesta, entonces no puedo votar lo que yo promoví en otro sentido o con otros matices. Hice un posicionamiento, una reserva en la cual creo que estaba centrada la diferencia entre una cosa y otra y creo que lo que me correspondía en términos de lo que represento y todo lo demás era una abstención”, afirma.

En el horizonte, Clouthier tiene grandes ambiciones para su desempeño en San Lázaró, entre ellas el impulso a reformas políticas como la segunda vuelta electoral, la disminución de recursos en tiempo ordinario a partidos políticos, la disminución de legisladores plurinominales o cambiar la manera en que está la representación proporcional.

Te recomendamos: Entrevista | Seremos una mayoría responsable: Monreal

Mientras tanto, Clouthier está convencida de que el cambio que en estos primeros meses se han sentado las bases para el cambio en la forma de conducir al país que molesta a tantos, pero brinda esperanza a otros muchos.

“Hay gente que sigue enojada porque ganó Andrés y que tiene que ver con el Status Quo y están acostumbrados a que las cosas pasen como sucedían. A cualquier persona, y eso humanamente hablando, muévele la taza de donde todos los días los tenían y se ponen nerviosa. En el país están pasando cosas, pasan cosas en el gobierno federal, con Peña no pasaba nada, pasaba que se robaban las cosas, pero no pasaba más entonces están pasando cosas y esto mueve”, apunta.

 

Siguientes artículos

AMLO llama a empresarios para reorganizar el beisbol mexicano
Por

El mandatario anunció que Edgar González será el encargado de la oficina de promoción del béisbol y que el regreso de lo...