Mientras en la década de los 90 el promedio anual de sismos registrados por el Servicio Sismológico Nacional (SSN) era de 828, de 2010 a la fecha esta cifra alcanzó 7,453 sismos por año.

El organismo encargado de monitorear los temblores en México revela en su estadístico histórico que tan sólo en 2016 se registraron 15,281 sismos, mientras que de enero a agosto de 2017 tuvieron lugar más de 10,300.

Si sumamos los sismos ocurridos el año anterior con los que han tenido lugar hasta el día de hoy, tenemos que el promedio de temblores por día en ese periodo es de 42, una diferencia importante con respecto a 1990, año en que el Sismológico solo registró, en promedio, dos sismos por día.

El incremento en el número de sismos registrados en estos tres últimos años por el Servicio Sismológico Nacional tiene dos explicaciones, de acuerdo con Ana María Soler Arechalde, doctora en Sismología y Física del Interior de la Tierra de la UNAM: la primera es que hoy se cuenta con más instrumentos detectando los temblores en diferentes lugares del país, y “eso puede estar dando un mayor número de registros”; la segunda es que “sí hay una crisis de actividad” principalmente en la zona de Chiapas y Oaxaca.

PUBLICIDAD

Esta mayor actividad sísmica, de acuerdo con la especialista, tiene su causa en un mayor movimiento en las placas de la cuenca del Pacífico, que van de Jalisco hasta Chiapas, y que conectan con el cinturón que recorre desde Chile hasta Alaska.

También puedes leer: Costará 29,000 mdp la reconstrucción, estima la UNAM

A la pregunta de si más de 40 sismos al día son muchos o pocos, la especialista de la UNAM contestó que no se puede por el momento dar una respuesta, dado que hay que esperar mucho mas tiempo para poder tener comparativos reales. Esto por una razón: “el tiempo geológico no es el de los humanos, es mucho más grande. Para tener parámetros debemos considerar los tiempos de la tierra, que pueden ser de hasta 100 años, y no los tiempos que estamos acostumbrados nosotros”.

Ana María Soler comenta que es cada 100 años cuando de acuerdo a la experiencia internacional hay hasta tres temblores con una magnitud mayor a 8 en zonas detectadas como sísmicas. “Por ejemplo, la zona de Chiapas, en 100 años de registro sí completó los tres sismos con estas características de magnitud. Estos a su vez incrementan la sismicidad en donde tienen lugar”.

Lee: El sismo terminará con la fiebre por vivir en la Roma y Condesa

El año que registró sismos con una magnitud superior a 5 fue 2012, con 62, mientras que el que tuvo temblores con una magnitud mayor a 7.0, como el que se registró el pasado 19 de septiembre, con epicentro en Morelos, ha sido 1995, con 3 por arriba de esa magnitud.

En los últimos 28 años, según las cifras del Sistema Sismológico Nacional, más de 86% de los sismos se han ubicado en un rango de magnitud de entre 3 y 3.9.

sismo-grafico

 

Siguientes artículos

Costará 29,000 mdp la reconstrucción, estima la UNAM
Por

La máxima casa de estudios señaló que actualmente los recursos son insuficientes para cubrir los costos, pero estos alca...