Los orígenes de Helados Holanda se remontan a 1927 cuando Don Francisco Alatorre instaló un puesto en el jardín del Buen Tono junto al actual mercado de San Juan en el centro de la Ciudad de México. Con la ayuda de su hermana Doña Carmen Alatorre, comenzó la expansión de la empresa familiar, hasta que en 1956 abrieron su primera planta de fabricación.

Al llegar 1982, Helados Holanda se consolidó como el mayor productor de helados, además de ser la compañía líder en el mercado mexicano con más de 10,000 congeladores y una amplia red de distribución.

Ese éxito y expansión fueron la clave para que Unilever volteara a ver a la empresa mexicana y la integrara a sus filas, convirtiéndola en una marca de clase mundial con el lanzamiento de marcas como Magnum, Cornetto, Viennetta y Solero.

Para Román Rodríguez Márquez, hablar de helados en México es hablar de Helados Holanda, hoy cumplimos ya más de 90 años con presencia en nuestro país, creando millones de sonrisas en los hogares y consumidores mexicanos, reafirmando nuestra misión de compartir felicidad en todo momento y en cualquier lugar. A lo largo de todos estos años, en Helados Holanda® hemos vendido millones de litros de helados y paletas que han endulzado momentos y recuerdos de generaciones.

Ser líder en el mercado y mantenerse así por décadas no es fácil, pero para Román Rodríguez la clave radica en colocar a las personas en el sitio de honor, en el centro de nuestra esencia, en el corazón de nuestras decisiones, así como nuestro logo que representa la marca.

Ser líderes y brindar un servicio como tal en todos nuestros canales es posible gracias a lo más valioso que tenemos en Helados Holanda: nuestra Fuerza de Ventas y todo el gran equipo de Marketing, Customer Marketing, Finanzas, CDE, Supply Chain, RH, Demand Planning, IT, Seguridad, Planta y R&D, quienes respaldan nuestras operaciones todos los días.

“Siempre buscamos poner al consumidor en el centro, adaptándonos a las tendencias y mejorando nuestras estrategias. Somos consistentes en la comunicación y promociones tomando en cuenta que la categoría de helados es de impulso, por lo que es muy importante que en todo momento tomemos en cuenta al consumidor, quien es la esencia de nuestra existencia.”

Para Román Rodríguez Márquez, hablar de helados en México es hablar de Helados Holanda.

Estudios de mercado sobre el consumo de helado en México revelan que 5 de cada 10 mexicanos consumen helados y Helados Holanda® posee uno de los portafolios más extensos para complacer al paladar más exigente.

“Es indudable que a la mayoría de los mexicanos nos gusta disfrutar de un buen helado. En Helados Holanda contamos con diferentes formatos a través de nuestras marcas líderes como: Mordisko, Cornetto, Magnum, Viennetta y Solero, que poseen distintos y diferenciados atributos para cada consumidor.”

Agregó que “dada la naturaleza de la categoría buscamos estar presentes en los canales más relevantes para los consumidores, con especial atención en aquellos que tienen desarrollo en las categorías de impulso como son las tienditas tradicionales, conveniencia, farmacias y canales de autoservicio que nos ayudan a incentivar la venta de productos para consumir en el momento y también llevar a casa.”

De corazón eco-friendly

Para Helados Holanda el compromiso no sólo es con el sabor y la calidad, sino también con el medio ambiente. Es por ello por lo que la empresa ha modernizado gran parte de sus congeladores y camiones repartidores para disminuir el impacto ambiental.

“Tenemos congeladores sustentables y vehículos híbridos que van acorde con nuestro Plan de Vida Sustentable Unilever, de hecho, nuestra planta manufacturera y toda nuestra red logística y agencias de Helados a nivel nacional funcionan con energía 100% de fuentes renovables.”

Derritiendo barreras

Además del compromiso con el medio ambiente, Helados Holanda® tiene otro gran compromiso con la sociedad, es por ello que a través de propósito de marca buscamos inspirar a la sociedad a construir un mundo más feliz e incluyente a través de la instalación de columpios inclusivos y la generación de empleos para personas con discapacidad.

“En Helados Holanda creemos que tenemos un enorme papel que desempeñar al producir un cambio social positivo. Así como tenemos un sabor de helado para cada persona, también sabemos que nuestro grupo tan diverso de colaboradores puede llevar felicidad a gente de todas las edades y tiene la habilidad de derretir barreras,” explicó Román Rodríguez.

Helados Holanda tiene un gran compromiso con la sociedad, es por ello que a través de propósito de marca buscamos inspirar a la sociedad a construir un mundo más feliz e incluyente.

Agregó que este programa se enfoca en dos vértices: uno de ellos es normalizar la discapacidad y de manera interna dar oportunidad laboral a cualquier persona sin importar su condición física y el otro es crear lugares inclusivos como parques en donde una persona con alguna discapacidad física, pueda subirse por sí misma a un columpio. “Estamos orgullosos de esta iniciativa y queremos que México sea visto como referencia a nivel regional y global donde otros países adopten este mismo propósito de marca.”

A lo largo del tiempo, Helados Holanda ha logrado consolidarse como la marca más querida y consumida en su categoría, pero esto es sólo el inicio ya que, para Román Rodríguez, “la marca seguirá trabajando para continuar como líder de la categoría ofreciendo más alternativas de acuerdo con la evolución del mercado.”

“Helados Holanda es una marca orgullosamente mexicana donde todos los que formamos parte de ella latimos al ritmo de un corazón muy grande que quiere llevar felicidad a todos los consumidores; queremos hacer la diferencia con nuestro propósito de derritiendo barreras, ayudando a unificar corazones.

Lee también: FORBES 100% MARCAS MEXICANAS | Grisi, más de 155 años en los hogares de México

 

Siguientes artículos

Forbes 100% Marcas Mexicanas | Productos Chata, delicias de Sinaloa para el mundo
Por

Desde 1962, México ha podido deleitarse con la variedad de Productos Chata, que van desde el delicioso chilorio, frijole...