Considerada la generación más grande en la historia, los nacidos entre 1980 y 2000 están ubicándose en los años en los que más gastos van a realizar, lo que está acaparando las miradas de las marcas.

La Generación Y es considerada la más ambiciosa hasta el momento, y difiere de la anterior – la X – tanto en sus hábitos de consumo como en su estilo de vida en general por el simple hecho de haber sido la primera en nacer en una era digital. Es por ello que algunas marcas han comenzado a hacer estrategias y productos especializados para atender las  necesidades únicas de la generación que representa alrededor del 25% de la población mundial.

Lancôme es una de estas firmas que recientemente lanzó una línea inspirada en el estilo de vida de las mujeres que conforman la Generación Y, quienes presentan una problemática distinta a las mujeres de años anteriores, considerado un “cansancio urbano”

“Más del 50% de las mujeres entre 25 y 35 años padecen cansancio global o urbano. Es sin duda un alto porcentaje de mujeres de las que su piel está resintiendo el estilo de vida que llevan, pero que a la vez no lo quieren cambiar porque eso implicaría una renuncia para ellas, nada les supone un problema y por ello se adaptan al cansancio”, comenta Tania Reyes, Lancôme Retail & Education Manager, en entrevista para Forbes Life. “Se trata de una generación posmoderna, la primera de la historia en haber nacido en un mundo donde el saber y la experiencia son infinitos. Es una generación que desea realizarlo y descubrirlo todo. Esta es la razón por la que están tan agotadas, sometidas al estrés, al cansancio y a los efectos de la urbanización”, agrega.

 

Cansancio urbano, el mal de las mujeres de hoy

Tania Reyes nos cuenta que el interés de la marca por crear una línea específica para esta generación nació de estudiar el tipo de cansancio que se está manejando en la actualidad, que es distinto al que se presentaba anteriormente.

El cansancio urbano, como lo explica la experta, es provocado por la presión constante del entorno moderno que ha provocado dos problemas principales: la falta de sueño (se duerme en promedio 6 horas por noche) y el multitasking. Las mujeres de esta generación se distinguen por querer hacer todo al mismo tiempo y eso ha provocado que se sientan cansadas todo el tiempo.

“Las mujeres entre 25 y 35 años tienen la sensación constante de vivir estresadas y cerca del agotamiento”, afirma Reyes.

Lee también: El nuevo terreno del lujo

Para analizar a profundidad este tipo de agotamiento Lancôme realizó un estudio metabolómico que examina el impacto del cansancio urbano en las células de la piel. En colaboración con Matabolon implementaron un protocolo pionero para interpretar las pequeñas moléculas que produce y consume una célula. Los resultados arrojaron que los componentes de la piel se ven afectados por oxidaciones celulares como los aminoácidos.

Lo que esto provoca son signos de fatiga en la piel como zonas enrojecidas, sensación tirante, extrema deshidratación, ojeras, bolsas e hinchazón. Además se pierde luminosidad y se endurecen las facciones, así como líneas de expresión marcadas, arrugas y flacidez prematura.

Energie de vie generación y

La apuesta de Lancôme

Tras los estudios realizados, la firma se dedicó a crear una fórmula concentrada en combatir el cansancio urbano. La línea Énergie de Vie, por lo tanto, tiene dos elementos importantes. El primero es que su tecnología está inspirada en las “Cosmetic waters” de Asia “donde el agua es la piedra angular de los rituales de salud y cosméticos que alimentan la piel desde el exterior, para restablecer su equilibrio interior”, explica la experta. Esa es la razón por la que la textura, en lugar de cremosa, sea acuosa y muy hidratante (entre dos y tres veces superior a los agentes hidratantes y emolientes habituales en cosmética).

El segundo elemento base es que tiene tres acciones a la vez: antiflamatoria, antioxidante y energizante. Para ello hicieron uso de tres ingredientes que trabajan en conjunto. La Melisa Francesa es calmante y proporciona acciones antioxidantes y antinflamatorias, el Extracto de Goji fortalece las defensas de la piel y la Genciana ayuda a energizar.

Ante los problemas derivados de la vida citadina actual este es el ritual de belleza que Lancôme recomienda:

  • Para las mujeres con poco tiempo: Liquid Care es un tratamiento todo en uno, fresco como una loción, concentrado como un suero e hidratante como una crema. Su diferenciador es que tiene 24% de agentes hidratantes para recargar de agua la piel.
  • Para quienes tienen un poco más de tiempo: Además de Liquid Care incorporar dos productos adicionales. Pearly Lotion es una loción con de perlas energizantes y Sleeping Mask consiste en un tratamiento reparador nocturno para complementar la rutina 2 o 3 veces a la semana.

.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

4 gadgets que brillan por su diseño
Por

A medida que la tecnología se desliza paulatinamente desde los escritorios a los bolsillos, los fabricantes de dispositi...