En nuestra serie de Talentos en la Mira giramos los reflectores hacia el mundo de la joyería en México en donde varios creativos han roto con estereotipos para crear verdaderas joyas únicas.

Por: Marcelino Pacheco

Con nuevos creativos como las de la firma Mani Maalai la industria de la moda se reconfigura y se demuestra nuevamente que siempre hay algo nuevo bajo el sol.

PUBLICIDAD

Antes de volverse diseñadoras, Alejandra y Gabriela Morales comenzaron como empresarias con una comercializadora de joyería y al poco tiempo se dieron cuenta que para ofrecer diseños únicos tenían que hacerlos ellas misma.

Tras un proceso de preparación lanzaron su firma Mani Maalai con la que respondían a la demanda de piezas que pudieran llevarse del día a la noche. En su esquema de trabajo ellas supervisan todos los pasos de la producción, desde su conceptualización hasta la comunicación.

“Nuestra principal inspiración son los motivos orgánicos, aunque también nos adaptamos las tendencias. En nuestras propuestas utilizamos materiales nobles, como la plata y el oro y las piedras naturales”, expresa Gabriela.

Lee también: Embajadora del talento joyero mexicano

Doce años han pasado desde que salió a la luz este proyecto cuya financiación se realiza con recursos propios. Los frutos han llegado con la consolidación, entre los que se encuentra su flagship store, que abrieron a finales de 2015 en Monterrey. Este punto de venta es la cima de su cadena de distribución que abarca departamentales y boutiques multimarca.

Concluyeron 2016 con su participación en una misión comercial en Hong Kong. 2017 se enfoca al comercio electrónico y al análisis de su expansión a través de franquicias, que para ellas sería la fórmula adecuada para atraer inversionistas.

“El socio perfecto sería el que entienda nuestro negocio y que quiera ir de la mano para conseguir las mismas metas”, finaliza Alejandra.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Las 5 suites de crucero más exclusivas
Por

Navegar por alta mar a bordo de un hermoso camarote es una experiencia que difícilmente tiene comparación. Pero hay cruc...