La maison parisina Cartier, selecciona a una mexicana para la final de su iniciativa Womens Initiative Awards, la cual se llevará a cabo este 12 de abril con sede en Singapur. El proyecto de Ana Lucía Cepeda es crear una bolsa de trabajo en línea para mujeres que necesitan empleos flexibles y así lograr el balance entre su vida profesional, personal y familiar. 

La iniciativa surge para empoderar, apoyar y reconocer a los proyectos de mujeres emprendedoras, quienes contribuyen a la salvación de nuestro planeta a través de la búsqueda e implementación de soluciones a los desafiantes problemas globales.

Para ello Cartier busca proyectos alrededor del mundo desde el 2006, hoy ya son 45 países los que están inmersos en la competencia. Por otro lado, las ayuda a atraer a la mayor audiencia posible para que tengan un mayor alcance y se logren conocer los proyectos, sin discriminar el tipo de industria al cual vayan dirigidos. Los temas que se tratan en los proyectos que se pueden unir son:

1. Educación y cultura
2. Moda
3. E-business y tecnología
4. Diseño
5. Ciencia
6. Turismo
7. Agricultura
8. Responsabilidad social
9. Transporte
10.Medio ambiente

A lo largo de estos 10 años han sido 162 las mujeres nominadas. Cartier, the Women’s Forum, McKinsey & Company e INSEAD business school son los miembros y creadores esta iniciativa. El papel que funge la maison parisina es liderar la organización de esta competencia y fondear los proyectos.

Una bolsa de trabajo en línea para mujeres: el proyecto de la mexicana

Fotografía de Ana Lucía Cepeda, por Fernando Luna, Forbes.

Ana Lucía Cepeda, originaria de Monterrey, Nuevo León, estudió en el Tec de Monterrey la licenciatura de Psicología Organizacional y posteriormente la maestría de Innovación de Negocios en el CEDIM. De este grado académico surge la incubación del proyecto que la llevará a la final de los Cartier Womens Initiative Awards, ‘Bolsa Rosa’, cuenta para Forbes Life la regiomontana de 29 años de edad.

La finalista mexicana menciona que existe un proceso para aplicar y poder participar únicamente contando con ciertas especificaciones. Debe ser una empresa con fines de lucro, ser un proyecto con un periodo de iniciación no mayor a 3 años, original e innovador, liderado por una mujer.

Atrayendo la mirada de la lujosa maison Cartier, resalta que este proyecto nace por el ejemplo de su madre, quien siempre trabajó medio tiempo. Ana Lucía creció creyendo que este esquema de trabajo era natural y normal siendo un estilo de vida de la mujer, al poder ser mamá y profesionista a la vez. Ella pensó durante muchos años que el mundo laboral se adaptaba a la mujer, pero al crecer se percató de que no era una realidad y que las empresas eran “todo un tema y un problema social ya que las mujeres truncaban su carrera por la falta de estructura para sistemas de soporte de maternidad”. Así es como nace Bolsa Rosa.

La finalista comparte al equipo de Forbes Life la manera en la que nace la bolsa de trabajo en línea que conecta directamente a la mujer y mamá profesionista con las empresas que puedan ofrecer empleos flexibles (en su mayoría pequeñas y medianas). “Empecé con esta idea de empujar la empleabilidad de las mujeres a través de la flexibilidad laboral. Todas quieren trabajar pero todas quieren trabajar de manera flexible, porque no pueden hacerlo en los horarios actuales rígidos y obsoletos como están ahora, porque eso es lo que ha ocasionado que hoy en día las mujeres se salgan de trabajar cuando se convierten en mamás”.

Ana Lucía nos comenta que paralelamente surgen dos conceptos que complementan a ‘Bolsa Rosa’. El primero es un concepto más premium, consiste en un Headhunter virtual donde apoyan a sus clientes (empresas) en todo el proceso de reclutamiento con este mismo mercado, ocupan usuarios de la página perfilando a 3 candidatas finalistas aptas para el puesto que se requiera. Las empresas realizan previamente una entrevista personal, para que culmine el proceso de contratación. El segundo negocio paralelo es una sección dirigida a la consultoría que consiste en apoyar a las empresas para que puedan implementar la flexibilidad como estrategia de negocio y política de trabajos.

Ella considera que uno de sus principales retos ha sido enfrentarse al tema de cultura laboral, para que sea posible que hombres y mujeres trabajen de manera flexible, propiciando a que la cultura de trabajo sea orientada a objetivos y no a lo que Ana Lucía llama, ‘obsoleto tradicional’. Este es el caso de empresas más grandes, con las que se trabajan proyectos de años para poder lograr este cambio y de una forma paulatina se logre permear a toda la empresa.

Por último, durante la entrevista, nos compartió que siempre tuvo la idea de emprender pero en algo donde no sólo se beneficiara ella, sino que buscaba algo que tuviera una connotación social.

Espera nuestra cobertura en vivo durante los Womens Initiative Awards este 12 de abril y nuestras entrevistas con otras de las finalistas de América Latina.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Ahora el iPhone 7 tiene una versión retro
Por

Como una oda a la nostalgia, Colorware ha lanzado una versión del iPhone 7 con el vintage look original de la Mac de los...