El mundo del diseño ha destacado por ser uno de los más creativos e innovadores en el siglo XXI y en esta ocasión no fue la excepción. Con arquitectura hiperbólica de los años 60, este recinto fue remodelado para ser sede del New Design Museum.

La Oficina para la Arquitectura Metropolitana, OMA (Office for Metropolitan Arquitecture) por sus siglas en inglés, es una destacada firma que se dedica, además de la arquitectura contemporánea, al urbanismo y sobre todo al análisis cultural de construcciones.

En esta ocasión el proyecto surge con el objetivo de reubicar al nuevo Museo de Diseño, esto para preservar y recuperar una construcción que data desde la década de los 60 con una cubierta hiperbólica y parabólica en material de cobre y tiene una protección de Grado 2.

El Inventario de Protección Patrimonial es un instrumento esencial para establecer normativas de preservación y recuperación de patrimonios o propiedades, hay 5 grados de protección, el segundo consta de protección ambiental que dicta que el edificio solo puede ser modificado siempre y cuando conserve y mejore su relación con el ambiente sin perder sus elementos distintivos.

OMA, en conjunto con John Pawson (arquitecto que lideró el interiorismo) y Allies & Morrison (otra firma importante de arquitectura), llevaron a cabo este proyecto con materiales como el mármol y madera de roble en su interior, con un área de 10,200 metros cuadrados ubicado en el Kensington High St, Londres. Esto fue lo que resultó de un trabajo desde el 2006.

Por otro lado, el museo es una fundación independiente que busca resaltar y entender al diseño del «hoy» alrededor del mundo en el cual todos estamos inmersos y rodeados.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Este es el fidget spinner más caro del mundo
Por

La firma rusa de joyería Caviar cuenta con algunos de los accesorios más exclusivos del mundo. Pero su selección de prod...