Con la intención de elevar su cartera de conceptos de casas flotantes de lujo, la empresa de diseño BMT Asia Pacific ha desarrollado una habitación acuática, con una característica especialmente llamativa: una cámara de sueño cilíndrica transparente que se hunde tres metros debajo del mar, ofreciendo una vista sub acuática de 360 ​​grados.

Por Kristin Tablang

Conocido como “SeaSide”, el proyecto –actualmente en su fase de diseño– se enfoca en una villa triangular compuesta por un pontón de aluminio de grado marino y un techo curvo de fibra de vidrio. Aunque el modelo básico recibe cómodamente a dos personas (con una cama matrimonial en su habitación submarina), su interior puede ser reconfigurado para alojar a otras dos. La forma triangular del marco se presta a la modularidad de diseño, lo que permite múltiples estructuras que se encadenan entre sí con el fin de crear áreas más grandes que abarquen hasta 280 metros cuadrados. Es un plan ideal destinado a despertar el interés de los desarrolladores locales con la esperanza de aprovechar la tendencia de llevar el alojamiento de alta gama al agua.

 

Foto: BMT Asia Pacific

Foto: BMT Asia Pacific

 

Con reminiscencias de las aguas de casas de campo sobre el agua de Salt & Water y las villas de lujo submarinas de Kleindienst Group en Dubai, las estructuras –que deben ser “clasificadas” es decir, deben seguir las normas establecidas por las organizaciones creadas para garantizar la seguridad de las estructuras marinas)– son diseñadas para resistir una tormenta, aunque no pretenden ser ancladas en zonas oceánicas expuestas. “Un lugar que estamos evaluando es una isla en el Pacífico rodeada de arrecifes de coral, protegida de todo menos de las olas locales”, revela el director de BMT Richard Colwill.

 

SeaScape se trata de una villa triangular con un pontón de aluminio y techo de fibra de vidrio. Foto: BMT Asia Pacific.

SeaScape se trata de una villa triangular con un pontón de aluminio y techo de fibra de vidrio. Foto: BMT Asia Pacific.

La estructura refleja una renovación total de los pasados paraísos con identidad náutica de BMT. Colectivamente conocido como “Sea-Suite”, los modelos anteriores (“Floating Lodge”, inspirado por los yates y su estilo de vida; “Houseboat”, una casa multinivel estilo loft; y “Beach Chalet”, una versión terrestre autosuficiente) eran mucho más difíciles de transportar y entregar debido a su forma ovoide (que requería una logística especial).

“Entre nuestras consignas clave para el desarrollo del modelo SeaScape se encontraban la reducción de los costos de transporte y de construcción y la introducción de un punto de venta único”, dice Colwill, señalando que debido a su naturaleza modular, a diferencia de sus predecesores puede entregarse en contenedores estándar de 12 metros.

Programada para tener un precio de entre 650,000 y 850,000 dólares (dependiendo de las especificaciones), las estructuras ofrecerán toldos e interiores personalizables. “No hace falta decir que vamos a buscar adoptar materiales y acabados de calidad náutica”, dice Colwill. Pero el parecido con los yates acaba ahí, ya que las villas que podrán ser ancladas con seguridad en zonas con coral, no serán móviles.

“El verdadero lujo está en la experiencia de las instalaciones”, dice Colwill. “SeaScape permite a los desarrolladores ofrecer a sus clientes la rara oportunidad de experimentar el reino submarino, desde la comodidad de unas sábanas de 400 hilos.”

La cabaña de playa Sea-Suite. Foto: BMT Asia Pacific

La cabaña de playa Sea-Suite. Foto: BMT Asia Pacific

 

Siguientes artículos

¿Qué comer en Centroamérica? Parte III
Por

Calidad, innovación y variedad en los sabores hacen que estos lugares trasciendan y que los comensales se deleiten en  b...