Tras 146 años de herencia y dedicación por hacer el mejor tequila, Casa Herradura ha creado Selección Suprema, un tequila elaborado a partir del mejor agave azul weber cosechado desde 1870 en las tierras de la antigua Hacienda de San José del Refugio.

Es en ese sitio histórico donde Teresa Lara, única mujer destilera, se erige como la artífice y protectora de una bebida que, hasta nuestros días, sigue paso a paso el método ancestral en su elaboración. Fiel a su pasado y con la misma determinación para elaborar un tequila auténtico, es como nace la leyenda de Selección Suprema.

Único en su especie

Los principales atributos que distinguen a Selección Suprema se consiguen gracias al tueste del agave en un horno de arcilla, seguido por la doble destilación en alambique de cobre y finalmente por el añejamiento en barricas de roble americano durante 49 meses.

Más que un tequila premium, Selección Suprema está concebido como una fina y excepcional producción artesanal de edición limitada, galardonada en múltiples ocasiones con las más valoradas preseas a nivel mundial, como la de “Mejor Tequila” en la San Francisco Competition 2000.

Casa Herradura es uno de los más antiguos y respetados fabricantes de tequila. Produce el tequila más auténtico y de mayor calidad del mundo gracias a su experiencia y al liderazgo que mantiene desde sus comienzos en 1870. La Hacienda de Casa Herradura en Amatitlán, Jalisco, es la destilería histórica mejor preservada en México y brinda a los visitantes una inolvidable experiencia del tequila.

“Cuando te propones hacer las cosas de la mejor manera, impulsado por la pasión y el deseo de dejar huella, se refleja a primera vista”.

 

Pruébalo como un experto catador

Las cualidades organolépticas de un destilado premium se distinguen con todos los sentidos:

CUERPO. Su adherencia en la copa y la forma lenta de ir resbalando exhiben la corpulencia y sedosidad de su cuerpo.

AROMA. Delicado aroma de agave cocido, presencia de madera seca, vainilla, canela y pétalo de rosa.

COLOR. Ambar oscuro, evidencia de su largo añejamiento en barricas.

SABOR. Se confirma el agave cocido entrelazado con la madera suave. Es cremoso en el paladar y muy suave al pasar.

 

Siguientes artículos

Diamantes: la apuesta por los millennials y lo que hace brillar estas fiestas
Por

La joyería sigue siendo una de las primeras tres preferencias de los consumidores al momento de elegir un regalo, de acu...