Oroya reúne lo mejor de dos culturas culinarias: japonesa y española, lo cual permite la combinación ideal con platillos hechos con pescado y con Sushi.

 

Elaborado por la enóloga Yoko Sato, es un concepto innovador pues se trata de un elixir que tiene como denominación de origen a la Tierra de Castilla, y con su color amarillo pálido y reflejos verdosos confirma su carácter frutal a través de un fino y preciso toque de dulzura y acidez.

Este vino encuentra un punto equilibrado para armonizar todos los diferentes gustos de un sushi durante la comida, desglosando los ingredientes: desde el pescado crudo y suave, hasta el dulce vinagre de arroz, o la salsa de soya salada, y que en conjunto con el wasabi y jengibre caliente, deja un peculiar sabor de boca.

La palabra Oroya significa “una canasta de transporte de mercancías a través del río” y es símbolo de un portador de culturas, una cesta de tradiciones gastronómicas, el conocimiento y el folclore. Aunque pareciera proviene del japonés, se sabe que es original de una de las lenguas andinas: el quechua.

Para realizar este ensamblaje gastronómico Yoko hacía las mezclas siempre emplatándolas con sushi, ya que era lo que se encontraba en su mesa. Es por ello que este proceso se forjó difícil, ya que acompañar una bebida con el arroz de sabor dulce y, en sí, con la comida japonesa, en general resulta complejo, al estar constituida de diversos sabores en un solo plato. No obstante, tras múltiples intentos, la enóloga finalmente logró crear la combinación ideal en un vino para casarse con la particularidad de este tipo de gastronomía.

 

 

 

Oruya

Para mayor información:

oroyawine.com

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Agenda de la semana, moda, secretos y arte
Por

Esta semana incluye un poco de inspiración para adecuar el guardarropa con las tendencias de este verano, una clandestin...