La constructora mexicana ICA anunció la firma de un contrato de crédito por 215 millones de dólares (mdd), los cuales serán usados para fondear capital de trabajo y otras inversiones requeridas por la empresa para participar en nuevos proyectos de construcción y futuros proyectos de infraestructura.

El acuerdo se realiza a través de sus subsidiarias Controladora de Operaciones de Infraestructura (CONOISA) e ICA Promoción e Infraestructura (ICAPI), con Fintech Europe -del empresario David Martínez-, e ICA actúa como obligado solidario.

Este empresario mexicano misterioso fundó a Fintech en 1987, firma que se dedica a comprar deuda de países en apuros y a rescatar compañías en problemas, como la vidriera Vitro y el conglomerado de productos químicos Cydsa, por lo que ICA es una empresa más en su lista de salvamentos.

Guzmán Martínez forma parte del consejo de Administración de Grupo Alfa y Vitro, empresas emblema del Grupo Monterrey.

PUBLICIDAD

Además, el empresario tiene presencia en instituciones bancarias como Banco Sabadell en España y Monte dei Paschi en Italia.

Guzmán Martínez se graduó como ingeniero eléctrico en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), perteneció a los Legionarios de Cristo, cursó filosofía en Roma, incluso quiso ser sacerdote.

En este momento también opera Fintech Energy y Fintech Telecom, dos consorcios dueños de acciones de firmas argentinas.

Te recomendamos leer: Un mexicano, a punto de controlar comunicaciones en Argentina

A la par, la constructora dio a conocer su plan preliminar de negocios, el cual incluye una estrategia para regresar a lo básico y plantea cerrar sus operaciones internacionales, limitar sus actividades de construcción a México y mantener acciones de control del grupo aeroportuario OMA, entre otros puntos.

Subrayó que este plan no toma en cuenta la obtención del crédito anunciado, por lo que no debe ser considerado en la valuación de los activos de ICA, ya que “no refleja la dilución de ICA en ciertas concesiones y subsidiarias de construcción, así como en entidades que resulten, en su caso, de la conversión o la dación en pago prevista en el referido contrato de crédito simple convertible”.

Lee también: Reestructura o quiebra, los caminos de ICA

“ICA apoya una discusión más a fondo de sus planes a futuro, incluyendo cualquier reestructura de su deuda actual, con todos sus acreedores”, señaló la constructora en un comunicado.

El contrato de crédito representa una bocanada de aire fresco para la constructora ante los problemas de deuda que enfrenta –por aproximadamente 69,913 millones de pesos con instituciones financieras y acreedores– y ponen en riesgo su operación como negocio.

De acuerdo con otro comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, se trata de un contrato de crédito simple convertible con garantía prendaria, con un vencimiento a tres años, y el cual se entregará en dos tramos, uno de 54 mdd y otro de 161 mdd, que después de cualquier deducción por concepto de honorarios y comisiones, se espera sean de 50.2 y 149.7 mdd aproximadamente.

Te puede interesar: ICA no es la única en aprietos

El crédito tiene una tasa de interés del 16%, a ser devengada y capitalizada mensualmente. El préstamo estará garantizado mediante contrato de prenda sobre las acciones de ICA representativas del capital social de sus subsidiarias Servicios de Tecnología Aeroportuaria (SETA), tenedora de las acciones de control de Grupo Aeroportuario del Centro Norte; Desarrollo, Diseño, Infraestructura y Operación (DDIO), tenedora de los proyectos de infraestructura de reclusorios; Covimsa, tenedora de la concesión de Apaseo-Palmillas, así como sobre acciones de otras subsidiarias del segmento de ingeniería y construcción, y una prenda sobre el 100% de las acciones de ICAPI y CONOISA, esta última sociedad tenedora de todas las concesiones de ICA.

El préstamo es convertible, a opción de Fintech, hasta por el 32.02% de las acciones de CONOISA e ICAPI, o mediante la dación en pago hasta por el 53.45% de las acciones de COVIMSA de las que es titular CONOISA, 53.45% de las acciones de SETA de las cuales es titular CONOISA, 49.9% de las acciones de DDIO, de las cuales es titular CONOISA, así como por las acciones de otras subsidiarias de ICA dentro del segmento de ingeniería y construcción, sujeto a ciertas condiciones suspensivas.

La obtención de estos recursos se da luego de que la constructora reconociera que no tiene la liquidez suficiente para pagar sus obligaciones de deudas o de otro tipo, y que el ingreso por la parte de proyectos “no genera suficiente liquidez para satisfacer nuestras obligaciones de deuda y otras obligaciones de pago”.

Lee: Exigen a ICA pago de 30 mdp por adeudo con transportistas

 

 

Siguientes artículos

Industria automotriz necesitará 150,000 técnicos más en 2020
Por

Actualmente, hay 500,000 técnicos concentrados en la industria automotriz de México.