Luego de que el periódico Reforma publicara que omitió un departamento en Houston en su declaración de bienes, Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes, aseguró que esto se debió a que cedió a su hijo las acciones sobre el inmueble.

El funcionario confirmó que, como señaló el diario capitalino, su esposa adquirió en 1992 el condominio 603 de la torre Briar Place, en Houston, Texas.

Asimismo, ratificó que hace tres años, el inmueble de unos 158 metros cuadrados fue cedido a la sociedad Houston Relais Real Estate Inc, que él conformó.

“En 2016 fue donado a una sociedad estadounidense en la que –con toda transparencia– fungí como administrador, asunto que es del dominio público”, apuntó en un comunicado.

PUBLICIDAD

“De manera previa a mi regreso como funcionario público, las acciones de esa sociedad, que se encontraban a mi nombre, pasaron a la titularidad de mi hijo Javier Jiménez Gutiérrez. En consecuencia, si bien Javier Jiménez Gutiérrez se desempeña como administrador de tal sociedad, su servidor no tiene relación alguna con ella”, agregó.

Por esta razón, indicó el titular de la SCT, el departamento no fue reportado en su declaración patrimonial como funcionario.

El condominio tenía en 2018 el valor de 346,500 dólares, unos 6.6 millones de pesos, según la Oficina de Avalúos del condado de Harris, al que pertenece Houston, detalló Reforma.

La propiedad se ubica a media cuadra de la torre donde Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, tiene un penthouse que también fue motivo de polémica la semana pasada por no aparecer en su declaración patrimonial.

Te recomendamos:

Peña Nieto cobra pensión de expresidente, señala Ricardo Raphael

 

 

Siguientes artículos

Contratos leoninos para la CFE y otros 5 puntos más de la ‘mañanera’ de AMLO
Por

El presidente buscará cambiar contratos de empresas eléctricas; además, pondrá bajo la lupa a las compañías extranjeras....