Los gobiernos tienen un reto de inclusión digital. Y las redes sociales, como Twitter, no sólo pueden ser un excelente medio de comunicación e información, sino también una herramienta que ayude en la construcción de una democracia digital efectiva y de largo plazo.

 

 

La idea de las redes sociales es establecer un proceso de comunicación horizontal en que el flujo de información corra de forma bidireccional, tal y como sucede en un diálogo. Por ello las redes sociales pueden representar no sólo una herramienta, sino una oportunidad para que gobierno y nación construyan un lazo de comunicación fuerte, constante y evidente, necesario en cualquier sistema democrático.

PUBLICIDAD

Así, la democracia digital se refleja no sólo en el acceso a la TIC, sino en la forma de escuchar, ser escuchado y actuar en los entornos digitales.

En este sentido, hicimos un análisis de las cuentas de Twitter de los 31 gobernadores de los estados de la República, del jefe de Gobierno del Distrito Federal y del presidente, que nos permitiera ubicar la cantidad de seguidores reales, sospechosos e inactivos para, de esta manera, determinar el alcance efectivo de sus redes sociales.

infografia

 

La metodología

Se realizó el análisis de las cuentas oficiales de Twitter de los gobernadores, de acuerdo con lo que indican las páginas oficiales de gobierno. La muestra se analizó del 19 al 23 de septiembre de 2014 mediante la herramienta Fake Followers de SocialBakers, herramienta gratuita y de libre acceso. Cabe señalar que para realizar el análisis se utilizaron los datos públicos y herramientas de libre acceso.

En el caso del presidente Enrique Peña Nieto se tomó como referencia a otros 4 mandatarios para construir una muestra aleatoria de 5 jefes de Estado del continente y hacer una comparación entre ellos.

Para Fake Followers, los usuarios se dividen en 3 grandes grupos, bajo los siguientes indicadores:

Seguidores sospechosos o vacíos: Son aquellas cuentas que nunca han posteado, o bien, la mayor parte de sus tweets son retweets; siguen en promedio a un rango de 50, mientras tienen cero o uno seguidores; no cuentan con una biografía o foto de perfil; la mayor parte de sus contenidos son enlaces a páginas; la cuenta tiene más de dos meses y no ha sido personalizada; la cuenta ha posteado el mismo tweet más de tres veces en diferentes cuentas, entre otras acciones.

Seguidores inactivos: Son aquellos que no han publicado nada en un lapso de 90 días.

Seguidores buenos/reales: Usuarios que usan su cuenta con frecuencia y no tienen el comportamiento descrito en las categorías anteriores.

De acuerdo con el porcentaje de seguidores inactivos o sospechosos, la herramienta hace las siguientes observaciones:

0-10% La mayor parte de los seguidores son legítimos.

10-20% Se tienen algunos seguidores sospechosos o inactivos.

20-50% Cuidado. Si se cuenta con un número grande de seguidores, es probable que se tengan seguidores sospechosos o inactivos.

50-70% Señal de alerta. Se debe revisar a los seguidores.

70-100% La mayor parte de los seguidores son falsos. Hay que tomar acciones de forma inmediata.

Tabla comparativa de gobernadores

GobernadoresAgs-Pue
*El gobernador de San Luis Potosí no tiene cuenta personal; todo se maneja desde la cuenta del gobierno del Estado. / **La cuenta que refiere el gobierno de Tlaxcala como la del gobernador, pertenece a otro usuario. (Ambas cuentas no fueron utilizadas para construir el promedio general.)

*El gobernador de San Luis Potosí no tiene cuenta personal; todo se maneja desde la cuenta del gobierno del Estado. / **La cuenta que refiere el gobierno de Tlaxcala como la del gobernador, pertenece a otro usuario. (Ambas cuentas no fueron utilizadas para construir el promedio general.)

En este sentido, el promedio general de seguidores reales de los gobernadores es de 47.96%, es decir, casi uno de cada dos.

 

Tabla comparativa de jefes de Estado

presidentesImagen

En este sentido, el promedio general de seguidores reales de los jefes de Estado es de 30.2%, es decir, casi uno de cada tres.

La vista general del análisis muestra que hay un área de oportunidad de los gobiernos estatales para crecer y mantener una relación mucho más estrecha con sus gobernados. Esto nos lleva a pensar que tanto comentarios positivos como negativos sobre un determinado gobierno pueden ser sospechosos.

Las redes sociales no sólo pueden ser un excelente medio de comunicación e información, sino también una herramienta que ayude en la construcción de una democracia digital efectiva y de largo plazo. Los gobiernos tienen un reto de inclusión digital.

 

 

Contacto:

Twitter: @sincreatividad

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.