Se decía en la antigua Grecia, que a todos nos corresponde tomar decisiones en la vida, pero sólo los sabios debían tomar las más importantes, aquellas que presentaban las dicotomías trascendentales, como el dividir lo bueno de lo malo, o lo perjudicial de lo beneficioso. Y de ahí que algunos autores griegos como Platón, resaltaran la importancia de la sabiduría en torno al liderazgo.

Decidir, es el principio de conseguir resultados, benéficos o no. Si estudiamos el significado de la palabra encontraremos que se refiere a tomar resoluciones de forma determinante en torno a una tarea o asunto.

Normalmente relacionamos decidir, también con la escisión, que significa separar factores similares o particulares de un todo. Por lo tanto, decidir, implica también, abrir caminos para optar por acciones viables.

¿Pero cómo hacerlo si en ocasiones es difícil, y son muchos los factores involucrados? Aquí te comparto algunos consejos para hacerlo de manera mucho más efectiva.

1.- Determina el tiempo clave para la toma de la decisión.

Las primeras dos preguntas que debes hacerte son: ¿Qué tan importante es el factor tiempo para tomar esta decisión? ¿El factor tiempo para tomar mi decisión afectaría o afectará mi resultado?

Preguntarte bajo la condicional de tiempo es lo primero. Pues debo decirte que, de acuerdo con mi experiencia, muchas veces resulta menos perjudicial para un ejecutivo directivo o emprendedor, tomar una decisión equivocándose, que alargar el tiempo de espera, para tomarla. Plantéate pues un plazo en la construcción de tu propia pregunta.

Ejemplo: ¿Si tomo esta decisión la próxima semana / o en tres días esto podría generar algún problema? Si tu respuesta es no, tómate el tiempo suficiente para analizar el asunto, y si tu respuesta es sí, apúrate a contemplar los siguientes pasos del presente artículo. Ya que a veces, no tenemos el tiempo suficiente y debemos enfriar y analizar de manera rápida, para no tener problemas posteriores o aminorarlos lo más que se pueda.

2.- Comprende el entorno del problema, contempla escenarios y opciones

Muchas veces un problema está condicionado por muchos factores, y esta interrelación puede afectar a su vez a otros. Comprender el problema y manejar la mayor cantidad de escenarios posibles es algo que deben de hacer los líderes, para analizar de forma oportuna y rápida las implicaciones de la toma de decisión.

Para ello pregúntate: ¿Cuál escenario, resuelve de mejor manera la problemática que tengo? O incluso sal de la caja, y pregúntate, ¿Habría una forma de crear un escenario que fuera beneficioso si yo tomara la decisión x? Esto te puede suceder en ocasiones en momentos de conflicto.

Si ves que todas las opciones podrían generar problemas pregúntate: ¿Habría manera de afectar los factores del entorno, para que la decisión que tome -la mejor o menos peor en momentos críticos- resulte más beneficiosa o menos perjudicial? Contestarte esto te acercará a mejores resultados.

3.- Utiliza y verifica la información con la que cuentas resaltando la de mayor calidad

Muchas veces es necesario contar con datos e información sólida.

Lo que debes de hacer, es identificar si hay sesgos en la información con la que cuentas para tomar la decisión, procurando hacer a un lado lo más posible cualquier suposición. Recuerda que nada es obvio, ve a la fuente más fidedigna. Si haces esto tendrás información de mayor calidad, por lo que tu resultado será mejor, para eso es importante que consideres los siguientes filtros:

Pregúntate: ¿Tengo suficiente información fidedigna y de buena calidad para tomar esta decisión? ¿Me he acercado lo suficiente a la fuente de información de donde parte el problema? ¿Hay alguien que sepa más del tema que me podría ayudar para tomar una mejor decisión? ¿Contamos con datos estadísticos o cuantitativos que nos ayuden a generar una mejor resolución al problema?

Yo sé que, repasando bien estos tres consejos, con tus preguntas clave, tendrás una mejor oportunidad para tomar decisiones acertadas.

Pero recuerda, no temas tanto el equivocarte, en mi experiencia como coach, he visto muchas veces que en ocasiones es mejor tomar una mala decisión a tiempo que no tomar ninguna.

Ahora que tienes más conocimiento al respecto, haz lo mejor que puedas, y pásate estos filtros, para que tus decisiones sean lo más acertadas posible.

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @coachalexmeza

Facebook: ImpulsoHumanoMexico

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Suma Cerveceros de México dos nuevos afiliados
Por

Las cervecerías artesanales Baja Brewing Co. y Tres Eles se integraron a la agrupación para así formar una unión más fue...