Por: Ricardo Escorihuela y José María San Juan*

El COVID-19 aceleró la transición hacia la naciente Cuarta Revolución Industrial (4.0) el encierro, de más del 60% de la población mundial, modificó la manera en que los seres humanos convivimos con otros, nos educamos, trabajamos y adquirimos bienes y servicios. Esta “nueva realidad” derivada del encierro obligatorio para mitigar la propagación del COVID-19 requiere de una transformación digital ágil de las organizaciones y una reconversión del capital humano a fin de asegurar la subsistencia y existencia de las organizaciones. Con esta visión pensamos que los tomadores de decisión están obligados a reaccionar veloz y eficientemente.

La “nueva realidad” provocó que la adopción de las tecnologías exponenciales sean una acción necesaria para cualquier organización que pretenda garantizar su existencia. Estas tecnologías son herramientas que habilitan la posibilidad de que los seres humanos puedan desarrollar sus actividades desde cualquier lugar, de una manera eficiente y segura, colaborar vía remota off-shore y near-shore, mejorar los procesos productivos, administrando tiempos de trabajo de manera eficiente e incentivando una mejor calidad de vida. Estas herramientas ponen a nuestra disposición un universo infinito de servicios, nuevos modelos de negocios, una nueva manera de aprender, de colaborar con personas que comparten intereses y ser más conscientes de los cuidados que podemos tener para con en el medio ambiente.

El cambio abrupto, pone el reto a los tomadores de decisión para adoptar la tecnología que les permitan mantener su operación e ingresos, brindar servicios de mayor calidad, generar cadenas de valor más eficientes, y en paralelo permita tener a sus equipos una mejor calidad de vida.  Para abordar ese reto, un diseño de infraestructura tecnológica – hardware, software – es necesario para potencializar la operación de las organizaciones, así como la generación de las habilidades necesarias dentro de su capital humano para poder operar estas nuevas tecnologías de manera correcta.

En este momento el tiempo camina en contra, por un lado, los tomadores de decisión buscan asegurar su continuidad, subsistencia y existencia y, por el otro, requieren ajustar sus economics a un mercado mucho más digital. Para ello te proponemos cuatro acciones:

Toma tus decisiones con base en datos.- Los datos son sin lugar a duda el elemento que puede ayudar a los tomadores de decisión a entender el entorno, identificar patrones y generar insight de alto valor, con ello reducirás el riesgo en cada decisión y amplificarás la visión para definir un rumbo certero.

Incorpora la tecnología adecuada: Existen muchas herramientas y soluciones digitales en el mercado, que son fáciles de instalar y costeables para responder a las necesidades de organizaciones de todo tamaño. Para que tu inversión sea sostenible es importante definir qué necesidades concretas tienes para potencializar las operaciones de la organización y con ello definir con asesoría de expertos cuáles son los requerimientos tecnológicos del negocio.

Capacita al equipo de trabajo: Esta digitalización requerirá de nuevas habilidades en el capital humano y, es importante considerar que la demanda de estas habilidades será muy alta y la oferta limitada. Es un buen momento para desarrollar internamente al capital humano con el que hoy cuentas para el uso adecuado de la tecnología adecuada a fin de obtener el retorno de inversión proyectado. 

Aprovecha el potencial innovador: La pandemia ha modificado las necesidades de los clientes. Esta “nueva realidad” nos reta a analizar, modificar o transformar los modelos de negocio en prácticamente todos los sectores e industria. El cambio nos da la oportunidad de inspirar a los colaboradores a trabajar en equipos, identificar los escenarios de negocio, redefinir las necesidades de clientes, crear respuesta oportuna a ellas e innovar. 

De acuerdo con el estudio Bracing for the impact of COVID-19 outbrake, desarrollado y publicado por PwC Singapure, la revisión de tu estrategia de transformación digital es un paso clave para mitigar el impacto en tu negocio: “… corre tus capacidades digitales a toda marcha para asegurar el bienestar de tus colaboradores, optimiza las operaciones, asegura su seguridad y construye confianza. Esta crisis probará tu estrategia de transformación digital …” si la estrategia no te satisface tienes el tiempo contado para modificarla.  Por lo tanto, nos atrevemos a retarte a ser un tomador de decisión diferente y transformar digitalmente tu organización.

Contacto:

Ricardo Escorihuela es estratega de negocio, conferencista y consejero en estrategias de posicionamiento de tomadores de decisión.  https://www.linkedin.com/in/ricardoescorihuela/

José María San Juan es director general de estudios económicos del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), director editorial de la Revista de Comercio Exterior y mentor en New Ventures. https://www.linkedin.com/in/jose-maria-san-juan-49190116/

**Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

tiktok-app-redes-sociales
TikTok dejará de operar en Hong Kong por inicio de nueva ley de seguridad
Por

La popular aplicación de videos cortos china anunció que próximamente dejará de operar en Hong Kong tras la entrada en v...