Los intereses políticos del mandatario estadounidense, Donald Trump, reflejados en su plan de imponer aranceles que escalarían hasta 25% a todos los bienes importados desde México, no sólo le costarán al mercado nacional afectaciones en las exportaciones, sino la generación de incertidumbre para los inversionistas  y un impacto en el crecimiento económico, incluso, especialistas hablan de una posible recesión.

“Al segundo trimestre del año (junio), la economía mexicana podría pasar de la desaceleración al estancamiento, colocándose en la antesala de una posible recesión”, indica un documento del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN-UNAM), que también estima afectaciones en la inversión fija bruta, así como la producción  industrial y presiones en la tasa de desempleo.

Este 30 de mayo, Trump escribió en Twitter que Estados Unidos impondrá un arancel del 5% a todos los bienes que ingresan a ese país desde México, lo cual aumentaría de manera gradual durante el 2019 al 10% a partir del 1 de julio, al 15% el 1 de agosto, al 20% el 1 de septiembre y al 25% el 1 de octubre.

Lo anterior como parte de las amenazas del mandatario para que México resuelva el flujo migratorio desde Centroamérica.

Antes del plan de Trump de imponer dichos aranceles, el Banco de México (Banxico) redujo su estimación de crecimiento económico a un rango de 0.8% y 1.8% desde entre 1.1% y 2.1%.

Al respecto, José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), indicó que antes del anuncio de estos aranceles, las estimaciones eran que México creciera el 1%, con estos gravámenes la economía podría no crecer o registrar algún dato negativo en un caso extremo.

Si el superávit comercial con Estados Unidos disminuye, “eso afectaría al PIB, junto con la incertidumbre que causaría en inversiones y presiones en los mercados financieros porque el mensaje que está enviado Trump es que a pesar de que ayer mismo México envió el T-MEC para que se aprobara y a pesar de que tenemos un TLCAN y reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), sus decisiones están por encima”, añadió.

TE RECOMENDAMOS: Trump tiró la bolsa de su propio país con amenaza de aranceles a México

Por su parte, Banco Base indicó en un análisis que de imponerse dichos aranceles, se reduce la probabilidad de que el país crezca durante el año por arriba de 1%, lo que también pondría en riesgo la estabilidad de los ingresos tributarios y la calificación crediticia de la deuda soberana.

“El anuncio de que se impondrán aranceles a México implica un grave riesgo a la baja para el crecimiento económico del país, ya que el 80% de las exportaciones de México van hacia Estados Unidos”, señala la institución bancaria.

¿Cuál será el impacto en las exportaciones?

Respecto al impacto que se registraría en los envíos de productos desde México hacia Estados Unidos es variable, según economistas y expertos en la materia.

Por ejemplo, José Ignacio Martínez, coordinador de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN-UNAM), estima que el impacto podría ascender a los 31,583 millones de dólares anuales en materia de exportaciones, en caso de llegar a un arancel del 25%.

“Es decir, esta última fase -acumulada a las cinco anteriores-provocaría un impacto del 1.8% al PIB”, comentó Martínez.

En contraste, de la Cruz indicó que la afectación podría estar en un rango de los 70,000 y 80,000 mdd anual en el escenario más extremo.

“Lo que se busca con ello es afectar a por lo menos un 15% o 20% de la cantidad de recursos que exporta México (a Estados Unidos), de entre 70,000 y 80,000 millones de dólares (anuales) con esta medida en su mayor momento…El único superávit comercial significativo que tiene México es con EU, entonces si las exportaciones mexicanas se ven afectadas, se corre el riesgo de que ese superávit disminuya”, estimó el director del IDIC.

Banco Base indicó en un análisis que tras el anuncio, el peso se depreció alrededor de 3%, lo cual podría  compensar en parte el arancel, por lo que el efecto directo sobre las exportaciones podría disminuir.

“Para compensar completamente el arancel del 5%, el tipo de cambio subiría a 20 pesos por dólar”, indicó la institución bancaria.

En 2018, México sumó 450,572 millones de dólares anuales en exportaciones totales, lo cual fue 10% más que en 2017, arrojan datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Los envíos del mercado nacional al estadounidense representan el 80%, es decir, más de 350,000 millones de dólares anuales.

De acuerdo con de la Cruz, a pesar de que el mandatario estadounidense busca gravar todos los bienes mexicanos, hay sectores que podrían ser menos sensibles a dichos impuestos en el corto plazo, como el automotriz, sin embargo, no será el caso de los textiles, manufacturas eléctricas, aluminio, cemento, la industria química y siderúrgica si es que se llega a un arancel del 25%.

“En el corto plazo no sería afectada tan rápidamente la industria automotriz porque hoy la producción de ese sector, como el de maquinaria y equipo, están repartidos en todo América del Norte, es decir, unas partes se manufacturan en México, otras en EU y en Canadá, muchos de estos productos cruzan la frontera en más de una ocasión, por lo que esa producción fabril no se podría sustituir tan rápido, lo que implicaría es un encarecimiento de los productos para el consumidor norteamericano”, explicó el experto.

PUEDES LEER: 

Por crisis migratoria, Trump impondrá aranceles de 5% a todos los bienes mexicanos

 

Siguientes artículos

Mientras Trump se ensaña con México, China alista nuevo golpe por Huawei
Por

La lista incluirá a organizaciones, individuos y compañías extranjeras que toman 'medidas discriminatorias por razones n...