Por Daniel Undurraga*

Silicon Valley se ha vuelto un sinónimo del sector económico americano, así como de investigación, centros y empresas de alta tecnología. La realidad es que este famoso hub inspira a los emprendedores del mundo, pero ¿por qué no podemos armar nuestro propio Valley en México?

Sabemos que en México no faltan los que estamos dispuestos a innovar, pero nos encontramos con algunas trabas que en ocasiones no nos permiten seguir adelante y concretar nuestros proyectos. El peor obstáculo con el que nos podemos topar como emprendedores es el de nosotros mismos, por lo cual debemos también aprender a transformar y crear nuevas fórmulas.

Ahora bien, si somos tantas personas con ideas y con ganas de emprender, ¿por qué en México todavía no existe un Silicon Valley?

PUBLICIDAD
  • El camino para emprender está mucho menos institucionalizado. En México este proceso históricamente es más social; si quiero levantar fondos, en una fase inicial buscaré apoyo con mis amigos, conocidos y familiares, quienes a su vez compartirán el proyecto entre sus contactos. Si no cuento con amigos que pueden invertir, todo se complica. En un lugar como Silicon Valley, desde hace mucho tiempo hay fondos de inversión profesionales; existe una manera de hacer negocio a través del emprendimiento. Pareciera que, en México, cada vez que queremos emprender, tenemos que crear un proceso desde cero para lograrlo. En realidad, no existen reglas claras, es lento y te enfrentas con continuos rechazos. Aún nos falta mucho por hacer, somos una escala pequeña de lo que se quiere lograr, somos más conservadores y todavía con bastantes deficiencias en materia de apoyo por parte de las instituciones.
  • Existe un concepto que se llama Give Back y pareciera que aquí no pudiéramos encontrarlo. En el mundo de los emprendedores, dicho concepto se resume en retribuir a través de diferentes acciones, beneficios que apoyen a quienes se encuentran en una etapa inicial de sus proyectos. Las personas arman fundaciones, fondos de inversión, dan conferencias, mentorías. ¿Qué hacemos como emprendedores para impulsar a los que apenas inician? ¿Qué estamos haciendo por nuestra sociedad? Tal vez en México nos falte trabajar en esta materia, regresar un poco de lo que hemos obtenido durante el camino y así impulsar a quienes no corren con la misma suerte desde el inicio, pero sus ganas de lograr existen y son sólidas.
  • La falta de role models. ¿Quiénes son los role models en países como Estados Unidos? Podemos escoger entre una gran lista de nombres de personas exitosas que crecieron o estudiaron en el mismo lugar que quienes ahora los admiran. Estar en esa situación los hace pensar “Si ellos pueden, nosotros también podemos lograrlo”. En cambio, en México, y en general en Latinoamérica, se vuelve más difícil definir un modelo a seguir y evitar caer en conceptos de negocio ya creados en otros países y que difícilmente funcionarán en el mercado local.
  • No existe la cultura de apertura a la toma riesgos. Un riesgo calculado puede darte grandes beneficios, pero al enfrentarnos a una sociedad que prefiere no arriesgar, el terreno se complica. No existe un plan perfecto, pero definitivamente no lograrás nada si te quedas en tu zona de confort. Debemos asumir el gran desastre que puede significar fracasar como fundador de un negocio y la persona que también debe pagar los platos rotos.
  • Aún cuando existen muy buenas ideas en México, no se llevan a cabo por la poca o nula cultura del emprendimiento. En Silicon Valley ¡todos quieren hacerlo! Dicen, “Quiero trabajar en una startup. Voy a aprender y después voy a emprender”. Pero ¿qué nos dicta la educación en los países latinoamericanos? “Busquemos una profesión con un plan de carrera estable, claro y seguro”. Afortunadamente este modelo de profesionista exitoso está cambiando y cada vez más personas optan por tomar un trayecto distinto al planteado por la sociedad.

Ser emprendedor no sólo es cambiar la forma en la que pensamos, sino también transformar nuestra sociedad para crear un terreno fértil donde más empresas puedan surgir. ¡Nos falta mucho camino por delante! ¿Estás listo para emprender?

*Daniel Undurraga es fundador y Director de Tecnología de Cornershop en México.

 

Contacto:

Twitter: @CornershopMX

Facebook: cornershopmx

Blog: cornershopapp.com

Página web: cornershopapp.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

trump-tpp
El torpe inicio de la era Donald Trump
Por

El gobierno del nuevo presidente de Estados Unidos no tiene un buen comienzo, pleitos con la prensa, manifestaciones en...