La empresa de micromovilidad Movo dijo que seguirá brindando el servicio de scooters para sus usuarios en la Ciudad de México, y para ello promovió un amparo ante la regulación impulsada por la Secretaría de Movilidad (Semovi) para dichas aplicaciones.

La compañía señaló, a través de un comunicado, afirmó que está a favor de las regulaciones que beneficien el ecosistema de la micromovilidad para los ciudadanos, pero aseguró que los procesos de dependencia capitalina iban en contra de principios constitucionales, dañaban la libre competencia, se restringían el emprendimiento, además de que “omitía la voz y participación parte de los usuarios”.

“Seguiremos operando con normalidad, bajo los lineamientos constitucionales y legales, promoviendo una alternativa de movilidad eficiente y al alcance de los ciudadanos”, destacó Movo.

Según un documento emitido por la Semovi, en total fueron 10 las empresas de micromovilidad que recibieron su aval de operación, seis de ellas que brindan el servicio de bicicletas, entre ellas Jump (Uber), Dezba y Mobike, y cuatro que lo dan de scooters eléctricos, dentro de las que están Lime y Grin.

Lee: Grin deja de operar en CDMX por el robo de sus scooters

A través de estos permisos de operación, la secretaría señaló que obtendrán un total de 46.7 millones de pesos (mdp), que servirán para poder dar mantenimiento, según explica, a la infraestructura de las zonas donde operarán las 4,800 bicicletas y los 3,500 scooters autorizados

“Nuestra decisión no esta enfocada en temas económicos, sino en una mejora general para los ciudadanos, Queremos que tengan la libre elección de movilidad y que ellos puedan elegir las diversas alternativas que en realidad existen y no se fomenten las prácticas monopólicas”, apuntó Movo.

Sobre el juicio de amparo, la empresa de patines eléctricos señaló que esa decisión se debe a que considera que no se cumplió con la obligación legal de poner el proyecto de regulación a consulta pública, como lo ordena la Ley de Mejora Regulatoria de la Cuidad de México vigente desde el 8 de diciembre del 2017.

Dicha ley dice que la regulación para monopatines y bicicletas sin anclajes se debe poner a consulta pública por la Agencia Digital de Innovación Pública por al menos 20 días hábiles, previo a ser publicada la Gaceta Oficial.

Te recomendamos: Movo quiere seguir rodando sus scooters en CDMX: alista acciones legales

 

Siguientes artículos

México, a media tabla en el pago a Fórmula 1 para traer el Gran Prix
Por

No existe una cifra estándar que las ciudades que buscan recibir a la máxima categoría del automovilismo paguen al año p...