A Daniel le encanta el arte, la música, la actuación, y decidió juntar esos tres gustos en la creatividad. Queridos lectores, en esa ocasión les platicaré la historia de Daniel Pacheco y Alan Flores, fundadores de Altavista Studios, uno de los mejores y más prometedores estudios de diseño en Monterrey.

 

 

El gusto por la creatividad

PUBLICIDAD

Daniel es licenciado en administración de empresas. Un día, asistió a una feria del libro en su natal Monterrey, Nuevo León. Ahí vio un libro a la venta por 30 pesos que se llama El arte de saber conversar, lo compró y, en resumen, dice que el mejor conversador es el que sabe escuchar.

Al paso del tiempo comenzó a involucrarse cada vez más con el marketing, y entonces se dio cuenta que las empresas –inclusive grandes empresas– no dejan de hablar con el afán de venderse y poco les compraban por no saber escuchar a sus consumidores.

Uno de sus grandes referentes es Disney, ya que éste es caracterizado por tener la mejor calidad en el servicio al cliente, situación que va más allá del buen trato, sino al sentido orgánico de generar lealtad hacia una marca con simples y pequeñas pero personalizadas acciones. Un caso que le resulta muy interesante y lamentablemente pocos lo replican.

 

La buena suerte sólo se da por consecuencia

Daniel, con tan sólo 23 años en 2012, se asoció con Alan Flores para fundar su primer estudio de diseño, Altavista Studios; sin embargo, Daniel siempre ha pensado que si uno quiere algo grande, no sólo debe de pensar en grande, sino también actuar en grande, por lo que sólo y con el apoyo de su familia, decidió buscar a los grandes. Ahora su portafolio de clientes está conformado por empresas de la talla de Toyota, Cloralex, H-E-B, FEMSA Comercio, OXXO Gas, Gruma, 7-Eleven, Blendr, Hola Martín (Utilísima Miami-LA). Ambos se consideran unos apasionados por la creatividad y por el diseño, con la finalidad de crear marcas memorables para los consumidores.

 

No hay gloria sin sacrificio

A Daniel lo despidieron un día de su trabajo. Su familia se encontraba desconcertada por el futuro incierto de Daniel. Al día siguiente, su hermano le dejó un periódico en el que había tips de cómo tener una entrevista de trabajo exitosa; Daniel le agradeció, pero él sabía que el siguiente paso era emprender y hacerlo por él mismo, aunque por mucho tiempo no dejaron de llover los comentarios como “ya mejor consíguete un empleo”, “piénsalo bien”… pero en el momento en que comenzaron a ver el portafolio comenzaron a aceptar que esto era producto de su perseverancia y que así continuaría.

A Daniel le gusta fomentar el buen servicio al cliente, conectar a las empresas con sus consumidores para poder escucharlos, gusta de apoyar a las marcas a ser más humanas y memorables a través del diseño y la comunicación gráfica.

Con el millón de facturación anual superado y con la historia de que al principio no existieron recursos económicos para arrancar, sino que fueron vendiendo sus diseños, de ahí se apalancaron económicamente. A la fecha no tienen financiamiento por ninguna institución de la banca ni de inversionistas privados, tampoco han hecho procesos de incubación ni aceleración de negocios; el aprendizaje ha sido autodidacta y continúan creciendo a pasos agigantados.

Las recomendaciones de Daniel para los emprendedores, son:

1. Está bien que seas startup, pero deja de pensar como startup. Piensa en grande, plantéate objetivos claros y conscientes pero grandes.

2. El dinero viene solo, ya que es simplemente una consecuencia de hacer las cosas bien. ¡Enfócate!

3. Provócate y mira los retos con intensidad.

4. No te olvides del marketing. Ejecútalo con estrategia, e intenta conectar con tus clientes; es una de las áreas más importantes de todo emprendimiento. ¡No escatimes!

5. NO VENDAS, haz que te compren.

La buena suerte se da sólo con hacer las cosas bien y con estrategia. Nunca olvides el branding de tu empresa; constrúyelo y cuídalo.

Queridos lectores, espero que les haya gustado –y hayan aprendido– mucho de la historia de esta semana. Los detalles siempre son muy importantes. Les mando un abrazo fuerte y, como siempre, espero sus comentarios.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Facebook: StephanieLewisS

Twitter: @yameroenForbes

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Renace el odio contra la tecnología: vuelven los neoluditas
Por

Los luditas originales surgieron en Gran Bretaña en el siglo XVIII, preocupados porque las máquinas les quitarían sus em...