El sistema de salud es reactivo, burocrático y caro, pero eso está por transformarse ahora que se vuelven realidad tecnologías que parecerían de ciencia ficción.

 

Nunca en la historia de la humanidad han existido tantos avances tecnológicos y a un ritmo tan acelerado como hoy en día, y ese; sin embargo, la tecnología avanza cada vez más rápido.

Cómo dice Stephen Hawking[1], “estamos entrando a una era en la que integraremos tecnología a nuestra naturaleza humana, lo que hará que en los próximos años cambiemos nuestra definición de qué implica ser humano, ya que podremos extender nuestras capacidades humanas”.

PUBLICIDAD

Nos acercamos a una época en que gente ciega podrá ver, personas en sillas de ruedas podrán volver a caminar y le ganaremos la batalla a enfermedades como cáncer, diabetes, Alzheimer y muchas más.

Sin duda, el sistema de salud a nivel mundial está viviendo una revolución debido a los grandes avances tecnológicos; actualmente el sistema de salud es reactivo, burocrático y caro. Pero eso está por transformarse con la ayuda de la inteligencia artificial, la biotecnología, el big data e impresoras 3D.

Según Salim Ismael, global embassador de Singularity University, hoy en día estamos aún sólo en el 1% de la era digital de lo que se espera para el 2030[2], lo que nos dice que los mayores cambios tecnológicos los veremos en los próximos años.

 

Inteligencia artificial

Un ejemplo es la computadora Watson de IBM, que en 2011 le ganó al campeón mundial de Jeopardy, y tras ese éxito IBM ha puesto a esta supercomputadora a colaborar en la industria médica. Ya que Watson puede analizar alrededor de 27,000 documentos[3] por día y sacar conclusiones de manera acelerada, está ayudando a revolucionar la investigación médica y acelerar el proceso de diagnóstico.

En la era digital encontraremos modelos de negocios distintos en la salud. Un ejemplo de esto es el concurso lanzado en 2012 por Qualcomm y la Fundación Xprize, en que dan 10 millones de dólares al grupo que por medio de un smartphone logre diagnosticar mejor que un grupo de doctores 16 enfermedades y decirnos en tiempo real 5 signos vitales. Se espera que este concurso sea ganado en 2016 y en los años siguientes se vuelva algo masivo.

Esto nos permitirá tener un doctor y un laboratorio en nuestro bolsillo, ya que con una gota de sangre o una gota de orina podremos saber en pocos minutos si tenemos alguna enfermedad.

Estos distintos modelos de negocio, en que la tecnología y la medicina cada vez están más interrelacionadas, están haciendo que empresas de tecnología como Apple, Google, Samsung, IBM, Qualcomm, etc., tengan cada vez más interés en la industria médica, valuada en 3.8 trillones de dólares[4].

 

Biotecnología

Otro ejemplo de cómo está revolucionando la medicina es la biotecnología. Sí, los humanos también estamos formados por software, que llamamos ADN, y cada vez somos mejores en leer ese código y escribir sobre él.

En el año 2001, descifrar un genoma costaba 100 millones de dólares, para 2014 descifrar el ADN completo de una persona costaba alrededor de 1,000 dólares[5]. Sin embargo se espera que para el 2020 cueste alrededor de 1 centavo de dólar[6]. Esto, sin duda, revolucionará la medicina haciéndola cada vez más personalizada y preventiva.

 

Big data

Por otra parte estamos entrando a una etapa en que los pacientes cada día tienen acceso a más información y se vuelven socios de los doctores.

Hoy en día, una persona en su coche puede saber indicadores claves, como cuánta gasolina tiene, la temperatura del auto, velocidad, revoluciones por minutos, etc., sin tener que ir a un mecánico; sin embargo, los seres humanos para saber indicadores clave de nuestro cuerpo tenemos que ir con un doctor o a un laboratorio.

Pero con el auge de los sensores o wearables (aparatos y dispositivos electrónicos que se incorporan en alguna parte de nuestro cuerpo interactuando continuamente con nosotros y con otros dispositivos), como relojes inteligentes y pulseras que monitorean nuestro estado de salud, esto está cambiando, ya que podremos obtener en tiempo real muchísima información de nuestro cuerpo.

 

Impresoras 3D

Las impresoras 3D logran hoy en día imprimir en más de 300 materiales; incluso logran imprimir con células humanas. Esta tecnología revolucionaria transformará la industria médica al hacer mucho más accesible el trasplante de órganos y creación de prótesis. Por más alocado que parezca, hoy en día se ha logrado imprimir riñones, venas y prótesis conectadas al cerebro humano.

Esta tecnología aún es un poco cara e ineficiente, pero está evolucionando enormemente. En los próximos 5 a 10 años será una práctica común en varias áreas de la medicina.

Hace unos días platicaba con César Pedroza, director comercial de la empresa DICIPA (una de las visionarias en nuestro país sobre la revolución médica), y me contaba cómo la industria médica en México está viviendo muchos cambios.

“Sin duda, cada día veremos cómo la salud pública colabora más y diferente con empresas privadas para tener menores costos y mucha mayor eficiencia, y así poder atender a la población. Además, la medicina se volverá cada vez más preventiva y democrática.

“Con el gran poder de las computadoras y la gran información que se está generando, se pueden hacer correlaciones sobre qué padecimientos principales tendrá una población dependiendo de sus hábitos de consumo.

“Estoy seguro que podremos ganarle la batalla a las principales enfermedades que afectan a los mexicanos, como son padecimientos cardiovasculares, diabetes y cáncer de mama; sin embargo, tenemos que proponer soluciones distintas a las de hoy.

“Es muy probable que la esperanza de vida aumente considerablemente en los próximos años y que la calidad de vida sea buena.”[7]

Sin duda, es emocionante y muy interesante vivir en esta era en que se vuelven realidad varias tecnologías que parecerían de ciencia ficción, lo que nos permitirá ganarle la batalla a muchas enfermedades que hoy nos afectan enormemente, y poder tener vidas más largas y con mejor calidad de vida. La industria médica, sin duda, está viviendo una etapa de disrupción y transformación que sin duda podríamos llamar una revolución médica.

 

Referencias
[1] Lang, N. 2015, El Futuro Según Stephen Hawking 1X05 minuto 1
[2] Ismael, S. 2014 Conferencia en México, DF
[3] Evento Exponential Medicine 2014
[4] Evento Exponential Medicine 2014
[5] Personal_genomics
[6] Evento Exponential Medicine 2014
[7] Entrevista (mayo, 2015), Poliforum Siqueiros, México, DF

 

Contacto:

Twitter: @Morenazzo88

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La Convención de Palermo y su enfoque antilavado
Por

Las leyes y disposiciones antilavado de dinero en el mundo tienen una fuerte influencia de ordenamientos internacionales...