El Departamento de Comercio dijo que los artículos duraderos cayeron un 18.2%, el mayor declive que se registra desde que comenzó a recopilarse el dato en 1992.

 

Reuters

Los pedidos de bienes duraderos manufacturados en Estados Unidos anotaron en agosto la mayor caída que registre el sector, pero un repunte en los planes de gastos de las empresas sugiere una fortaleza subyacente en el sector manufacturero.

PUBLICIDAD

El Departamento de Comercio dijo el jueves que los pedidos de bienes duraderos, artículos que van desde tostadoras hasta aviones fabricados para durar tres años o más, cayeron 18.2%, el mayor declive que se registre desde que comenzó a recopilarse el dato en 1992.

La caída revirtió parcialmente el alza del 22.5% de julio, que fue impulsada por las órdenes de aviones.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters pronosticaban que los pedidos de bienes duraderos caerían un 18% el mes pasado.

Los pedidos en la  categoría de transporte cayeron un 42% el mes pasado, ya que las órdenes por aeronaves civiles se desplomaron un 74.3%. En julio, los pedidos en el segmento transporte treparon un 315.6%.

Boeing reportó en su sitio web que había recibido 107 pedidos de aviones el mes pasado, un tercio de las órdenes de julio. Los pedidos por automóviles bajaron un 6.4% tras haber crecido 10%  el mes previo.

La tendencia subyacente de nuevos pedidos, no obstante, apunta al alza y es probable que en meses futuros registre un crecimiento.

Un sondeo a principios de este mes mostró que una medida sobre nuevos pedidos a fábricas trepó a máximos de casi 10 años y medio en agosto mientras que las empresas mostraron un mayor apetito por gasto de capital.

La manufactura, uno de los pilares de la economía estadounidense, es apoyada por una sólida demanda doméstica que está ayudando a contrarrestar cierta debilidad por la desaceleración del crecimiento en China y la zona euro.

Excluyendo transporte, los pedidos de bienes duraderos subieron un 0.7% en agosto tras haber caído un 0.5% en julio.

Pedidos de bienes de capital no destinados a la defensa, excluyendo aviones, una medición muy observada vinculada a los planes de gastos de las empresas, subió un 0.6%. Los llamados pedidos subyacentes de bienes capitales fueron revisados a una caída de 0.2% en julio, preliminarmente informados como una baja del 0.7%.

 

Siguientes artículos

Ventas de H&M se desaceleran en septiembre
Por

Las ventas entre el 1 y el 23 de septiembre subieron un 7%, un nivel  mucho menor al incremento del 20% mostrado en agos...