El gigante petrolero Statoil no tiene entre sus prioridades participar en las rondas 3.2 y 3.3 del gobierno mexicano.

“No estamos priorizando estas rondas ahora”, comentó la directora general en México de la compañía noruega, Monica Bøe, en entrevista con Forbes México.

El pasado 1 de mayo, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) pospuso y unificó la fecha de ambas licitaciones al 27 de septiembre para que las empresas o consorcios interesados tuvieran más tiempo de analizar los campos.

La ronda 3.2 comprende 37 bloques terrestres en las provincias petroleras de Burgos, Tampico-Misantla-Veracruz y Cuencas del Sureste, fechada para el 25 de julio de este año. Respecto a la 3.3, se trata de nueve bloques de recursos no convencionales (shale) en Tamaulipas, programadada para el 5 de septiembre.

PUBLICIDAD

El gigante noruego, que próximamente cambiará de nombre a Equinor, se está enfocando en los campos que ganó durante la ronda 1.4, los bloques 1 y 3 en la Cuenca Salina, un área de 5,670 kilómetros cuadrados en aguas profundas. Su participación es de 33.4% con sus socios BP y Total.

“Estamos muy contentos porque se aprobó el plan de exploración en marzo. Eso significa que empiezan los cuatro años del periodo de exploración. Estamos madurando los bloques”, comentó.

Statoil apunta a que perforarán el primer pozo a finales de 2019 o inicios de 2020.

“Dependen de las aprobaciones de los permisos y la geología”, estimó Bøe.

Lee también: Statoil cambia de piel: apuesta por energías renovables

 

 

 

Siguientes artículos

México ya se transformó, ¿Pemex para cuándo?
Por

En México, al pensar en Pemex sufrimos de un sentimiento conocido en portugués como saudade. Esto es una nostalgia que a...