Por Xavier Ordóñez*

La disponibilidad oportuna de información es una de las claves para la reducción de costos y optimización de una cadena de suministro, donde la tecnología juega actualmente un papel decisivo para hacer frente a los retos inherentes a ella y a los desafíos determinados por la dinámica del mercado.

A través de la opinión de 71 líderes de la cadena de suministro pertenecientes a 10 industrias, el “Estudio Comparativo de prácticas y tendencias en México” ya identifica la presencia de la tecnología en varios sectores relacionada con los esfuerzos de implementación de mejoras en todos los procesos de la cadena, además de factores fuera del control de las empresas como volatilidad financiera, entre otros.

De este estudio, se desprenden cuatro hallazgos sobre los elementos tecnológicos implementados, que son cada vez más estratégicos para optimizar el desempeño de la cadena de suministro:

  1. La volatilidad financiera y de la demanda fueron los principales retos identificados; donde los líderes perciben a la tecnología como un instrumento para incrementar la asertividad y la disponibilidad de la información como claves para generar mejores proyecciones, lo que a su vez podría aumentar la certidumbre. El reporte señala que 64% de los encuestados ya cuenta con elementos tecnológicos que podrían capitalizar en mayor medida.
  2. Los elementos de Tecnologías de la Información más implementados son ERP, códigos de barras e identificación de ubicaciones. Sin embargo, solo 25% ha reportado beneficios de estas implementaciones tecnológicas, y 60% destaca que no son del todo satisfactorias, lo cual representa una oportunidad de comprender mejor la tecnología con la que cuentan para aprovecharla al máximo.
  3. 5 de cada 10 ejecutivos dicen estar satisfechos con la información obtenida mediante sistemas de TI. Los niveles más altos de satisfacción están relacionados a los inventarios y los más bajos a la planeación de la demanda, la cual se vuelve la mayor área de oportunidad para hacer más eficientes sus procesos.
  4. La implementación de mejoras se dividió en tres categorías, que son efectividad operativa, calidad y reducción de costos, medidas según el nivel de satisfacción de los encuestados:
  • Efectividad operativa: Consumo y manufactura en medianas y grandes empresas son las industrias con mayor implementación de mejoras en este rubro. La técnica de mejora más utilizada tiene que ver con la segmentación de clientes.
  • Calidad: Ciencias de la Salud en empresas grandes es la industria que presenta más iniciativas para mejorarla; sin embargo, las empresas todavía no están muy maduras en el uso de metodologías como Six Sigma.
  • Reducción de costos: Consumo es la industria más orientada a este tipo de iniciativas, sobre todo en la optimización del transporte.

A pesar del grado de adopción tecnológica, solo 25% de las empresas encuestadas ha implementado tecnologías para mejorar sus cadenas de suministro, y muchas aún ni siquiera soportan operaciones con tecnología, que ya es un recurso indispensable y estratégico para obtener información certera en tiempo real, de la cual se nutre el elemento clave para destacar en las industrias: la planeación de demanda.

Además de los avances tecnológicos aplicados en la cadena de suministro, es indispensable que las empresas consideren una visión enfocada en la innovación para cerrar la brecha tecnológica actual de manera acelerada, lo que al final llevará a la optimización de la planeación y uso de recursos, reducción de costos, aumento de competitividad, para así favorecer el desarrollo y crecimiento de las empresas.

Es destacable mencionar que, en gran mayoría, las empresas en nuestro país mencionan en la encuesta que tienen planes de corto a largo plazo para mejorar su cadena de suministro mediante procesos, tecnología y capacitación. Aún están a tiempo para hacerlo, pero no pueden tardar mucho más.

*Socio de Estrategia y Operaciones en Consultoría, Deloitte México.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Entre incertidumbre y polarización se va el 2018
Por

El próximo año será definitorio para los escenarios regionales próximos, se necesitan liderazgos sensatos, objetivos y c...