¿Que determina la calidad de tu vida en este momento? Una pregunta mágica que me hice hace 4 años y aprendí que la calidad de mi vida está determinada por el significado que yo le doy a mi vida. Puede ser un día soleado y para ti este día puede ser mágico y extraordinario mientras que para otras personas puede ser el peor día de su vida, todo depende de cómo veamos las cosas.

Detrás del significado que le damos a las cosas, están nuestras emociones y es un arte el poder reconocer nuestras emociones y aprender a movernos de una emoción negativa a una emoción positiva. Tus emociones están bajo tu control. Hay tres grandes fuerzas que generan un impacto en cómo te sientes, en tus emociones, son fáciles de entender y las puedes poner en práctica cada día.

Las tres fuerzas son:

  1. Tu fisiología, esta es la más importante de las tres, aprende a mover tu energía, moverte, por ejemplo, hacer pausas cada 50 minutos en tu día y mover tu cuerpo, saltar, brincar, caminar, subir escaleras o bien sonreír, dar un abrazo, cambiar la posición de tus hombros, estar atenido de como caminas. Cada vez que tu mente entre en una emoción negativa, revisa como sientes tu cuerpo y la energía en tu cuerpo y pregunta ¿qué puedo cambiar en mi fisiología en este momento?
  2. Tu enfoque, en lo que te enfocas se expande, el arte de aprender, hacerte las preguntas correctas, a preguntas malas, respuestas malas. Aprende a condicionar tu enfoque con preguntas de alto poder como: ¿De qué estoy feliz en mi vida en este momento? ¿Qué es lo que me hace feliz? ¿Cómo eso me hace sentir? ¿De qué estoy agradecido en mi vida en este momento? ¿Qué es lo que me hace agradecido? ¿Cómo esto me hace sentir?
  3. Tu lenguaje, desafortunadamente a través de las noticias, de las canciones, de las redes sociales, tenemos acceso a palabras negativas y esto influye en tus emociones. Te invito a estar más atento en tu lenguaje y comienza a cambiar tu vocabulario, usa palabras que te engrandezcan, por ejemplo, una palabra que para mí es de statu quo es la palabra “bien”, sácala de tu vocabulario y di “muy bien” o “extraordinario”, otro ejemplo, “me molesta” puedes decir “me reta” o bien la palabra “fallé” por las palabras “aprendí algo”.

Soy un convencido que, para tener un año épico, un año mágico, tenemos que aprender a dominar nuestra mente. Enfocarnos en una gran estrategia para tener un año extraordinario está muy bien, sin embargo, esto solo será el 20% de tu éxito, el 80% restante será la fortaleza de tu mente, de tu sicología.

 

Contacto:

Página web: irradiatemore.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Cómo establecer un programa de salud exitoso
Por

Crear un grupo de salud en la empresa, pues, implica generar un proyecto de inversión que apoye a la productividad y com...