Si no es el creador, el sitio de finanzas personales Billfold es al menos el promotor número uno de un gran concepto con el que me topé recientemente: el fuck-off fund.

Leí varios de los artículos y de las historias que ahí cuentan para entender la idea: tener el dinero suficiente para mandar a volar a tu jefe, a tu pareja o incluso a tus padres, ya sea porque tu ambiente de trabajo sea horrible, tengas una relación abusiva o te urja tu independencia.

En otras palabras, que tengas un colchón para brincar a la libertad.

Si hasta ahora no te ha motivado ninguna de las metas color de rosa como irte de viaje, comprarte el coche de tus sueños o casarte, quizá encuentres tu motor en la posibilidad de mandar a alguien al carajo, simplemente porque tienes el dinero para hacerlo.

PUBLICIDAD

Para hacerlo, toma en cuenta lo siguiente:

  • Establece una meta

Depende. Un buen número son tres meses, pero si logras ahorrar para sobrevivir hasta un año sin trabajar, en ese tiempo tendrás incluso oportunidad de buscar tu nueva fuente de ingresos con cero presiones y bajo tus condiciones.

  • Considera TODOS tus gastos para armar tu fondo

Y repito, TODOS. ¿Tienes deudas? Cuenta lo que pagas cada mes y lo que te falta por pagar; ¿Viene la Navidad? Incluye en tu fondo dinero suficiente para regalos o vacaciones. ¿Cuánto gastas de ropa al mes? ¿Cuánto en tus salidas? A la hora de hacer tu fondo de emergencia no solo pienses en tus gastos de la casa o comida.

  • Revisa si puedes bajar tus deudas y ahorra lo que te sobre

Hay tarjetas de crédito con intereses más bajos que te ofrecen atraer tu saldo de otro banco o tienda departamental y reducen tu deuda o los plazos de pago. Se llaman tarjetas de crédito de transferencia de saldo. Revisa si cumples los requisitos, así tu fondo puede durante un poco más.

  • Para hacerlo más rápido, reduce gastos hormiga y no imprescindibles

En lugar de hacer el sacrificio de quedarte en un trabajo que odias, haz sacrificios para salirte. Usa transporte público, cocina en casa, no compres antojos, ya sabes, quítate esos pequeños gastos totalmente prescindibles y ahorra más rápido.

Un fondo de emergencia o de libertad suena bien, pero ¿qué tal tener un fondo para mandar todo a volar? Eso sí suena a rockstar. Go for it!

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ComparaGuru

Facebook: ComparaGuru

Blog: ComparaGuru.com

Página web: ComparaGuru.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Por qué elegir tus debilidades
Por

Cuando elegimos nuestras debilidades, escogimos nuestro enfoque; los genios no se destacan por ser lo mejor en todo, se...