En México, el crédito al consumo está distribuido de la siguiente forma: tarjetas de crédito 40%, préstamos personales 21%, crédito de nómina 23% y financiamiento automotriz 12%, de acuerdo con datos de la Asociación de Bancos de México (ABM) al cierre del 2017.

Todos esos créditos dejan una huella en nuestro historial crediticio, pues las instituciones financieras con las que los adquirimos reportan el estatus de nuestros adeudos a las Sociedades de Información Crediticia (Buró de Crédito y Círculo de Crédito).

Con esa información, las SIC crean un reporte que refleja nuestro comportamiento de pago (si estamos al día o no).

Sin embargo, en ocasiones, nuestro reporte puede tener errores. Los más comunes son:

PUBLICIDAD
  • Falta de actualización del adeudo
  • Errores por parte del banco o tienda al compartir la información con la SIC
  • Casos de homónimos (deudas que no son tuyas, sino de alguien con tu mismo nombre)
  • Por ello, debes revisar que la información en tu historial crediticio sea correcta y no presente ningún error. Lo puedes hacer gratuitamente al menos una vez al año.

¿Qué hacer si en mi historial hay una deuda que no es mía?

En caso de que en tu historial crediticio aparezca una deuda que no es tuya, ¡no te alarmes! Los pasos que seguir para resolverlo son:

  • Identifica el adeudo que no reconoces.
  • Verifica que realmente no tengas relación alguna con la deuda, es decir, que no sea un adeudo de tiempo atrás o que hayas sido el aval de algún familiar o amigo para ese compromiso financiero. Si este es tu caso y tu conocido dejó de pagar o cayó en incumplimiento, tú serás quien legalmente debe responder por ese adeudo, lo que implica que aparecerá en tu historial crediticio hasta que sea cubierto. En caso de que sea un adeudo atrasado, este se eliminará solo si: lo líquidas, o bien, hasta que pase el tiempo establecido para borrar esta deuda (depende de la cantidad).
  • Si ya estás seguro de que no fuiste aval de nadie, levanta un reporte de aclaración ante la institución crediticia correspondiente.

a) Si es ante el Buró de Crédito, deberás iniciar la reclamación en esta liga.

b) Si es ante el Círculo de Crédito, tu reclamación deberás iniciarla aquí.

Antes de empezar con tu reclamación, ten a la mano:

  • El reporte de crédito de la institución crediticia
  • Una identificación oficial: INE, pasaporte vigente o FM2 en caso de extranjeros
  • Todos los documentos que te ayuden a respaldar la reclamación como: estados de cuenta, comprobantes de pago, entre otros.

Mientras tu reclamación está en proceso, aparecerá la leyenda “Registro impugnado” en el crédito correspondiente. Toma en cuenta que la respuesta a tu aclaración puede tomar hasta 29 días naturales.

Revisar tu historial crediticio es importante, ya que si está bien podrás solicitar cualquier crédito sin temor a que te lo nieguen. Tener un historial crediticio en orden es sinónimo de tener unas finanzas sanas.

 

Contacto:

Twitter: @BernardoPrum

LinkedIn: bernardo-prum

Facebook: ComparaGuru

Blog: ComparaGuru.com

Página web: ComparaGuru.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

duarte-extradicion
Combate a la corrupción desde las contralorías
Por

El nuevo marco legislativo otorga novedosas funciones a los Órganos Internos de Control, lo cual implica cuestionar tamb...