No esperes a que decaiga el ánimo entre tus colaboradores. En todo momento puedes implementar estas estrategias de management que te ayudarán a tener un equipo de trabajo motivado y exitoso.

 

Si Manuel puede presumir que tiene un buen colaborador, ése es Alejandro; ya tiene varios años de conocerlo y puede decir que se trata de un profesional que con el tiempo se ha ido “puliendo” cada vez más hasta convertirse en todo un experto en su área de conocimiento. Él mismo Alejandro reconoce que ha ido creciendo junto con la organización, adaptándose a los cambios y necesidades que ha requerido no sólo la compañía, sino también los clientes y hasta la industria en que se mueve la compañía y los mercados donde están sus clientes.

Hoy, Alejandro es parte de los colaboradores más cercanos a Manuel, es decir, uno de los pilares que sostienen su compañía. Es de esas personas a las que, como director general, Manuel siempre busca para que lo ayuden a planificar nuevas estrategias, llevar a cabo los proyectos, involucrar a los nuevos miembros de la organización, etcétera.

PUBLICIDAD

Hace unas semanas, Manuel comenzó a notar cierta indiferencia y hasta desinterés de Alejandro en las actividades de la compañía. Y cómo no lo iba a notar si es parte de su equipo más cercano, con quien día a día habla acerca de los objetivos de negocio y las estrategias para alcanzarlos.

Luego de varias situaciones que lo hicieron notar su desánimo, como la escasa o nula participación en sus reuniones semanales, la falta de creatividad para desarrollar nuevos proyectos y su demora en el cumplimiento de algunas tareas, Manuel decidió reunirse con Alejandro para platicar al respecto. Sin duda que éste reconoció su condición y puso de manifiesto una serie de situaciones de la compañía que, de una u otra manera, contribuían a generar una falta de motivación.

Imagínate, quién pensaría que situaciones como una oficina muy oscura, no tener acceso a su información desde su móvil, el hecho de sentir que su esfuerzo era poco valorado por muchos en la organización, entre otras situaciones, estaba generando un estado mental de desánimo que lo llevaba a no apasionarse por su trabajo.

Para nadie es secreto que quienes estamos al frente de una organización, cualquiera que sea su tamaño, necesitamos y dependemos de nuestros colaboradores para generar los mejores resultados de negocio; es por ello que debemos asegurarnos de que historias como la de Alejandro no sucedan en nuestras organizaciones, generando los condiciones adecuadas para que ellos estén lo suficientemente motivamos y den lo mejor de sí en el trabajo.

Para tomar acciones al respecto, no necesitamos que situaciones como éstas se vuelvan evidentes en nuestra compañía y afecten los procesos de negocio. En todo momento, cualquier organización puede beneficiarse al implementar algunas prácticas de management que ayuden a mejorar la motivación de sus empleados.

En mi experiencia profesional al frente de ciertas áreas o departamentos en una organización, he sido testigo de este tipo de escenarios. Por ello quiero utilizar este espacio para mencionar algunas estrategias básicas que pueden ayudar a motivar a tus colaboradores y extraer su máximo potenciar en favor del negocio.

  1. Promueve un ambiente de trabajo positivo
    Muchas y diversas estrategias puedes llevar a cabo en este sentido… ¡Tu imaginación es el límite! Algunas de las más básicas son desde llamarlos por su nombre –se podría pensar que esto es algo obvio, pero no es así, pues para quien está al frente de una organización es complicado aprender los nombres y roles de todos– hasta enviarles o darles directamente una felicitación el día de su cumpleaños. Muestra interés por sus vidas –esto no significa que tienes que saber todo sobre todos, pero sí preguntar por aspectos elementales como su salud, familia, proyectos y demás–. También involúcralos en el trabajo y pregúntales sus ideas y opiniones; así se sentirán considerados y motivados.
  2. Reconoce y premia sus logros
    Esto es, sin duda, una de las acciones más sencillas que puedes llevar cabo, pero que muchos líderes olvidan hacer en sus organizaciones. Basta con decir frases como “Gracias”, “Buen trabajo”, “Felicidades a o por…”, “Excelente, al cliente le gustó tu propuesta…”, “Tienes razón”, entre otras. Si tú lo consideras pertinente, también puedes ofrecer un reconocimiento económico, ¿o qué tal un día libre? Sólo asegúrate de que el premio vaya de acuerdo con el esfuerzo y éxito obtenido, que sea oportuno y hazlo del conocimiento del resto de tus colaboradores. Ésa es la mejor manera en que puedes inspirar a otros.
  3. Abre las puertas a la flexibilidad
    Varios de tus colaboradores, por distintas circunstancias, tienen obligaciones o responsabilidades personales que cumplir durante los horarios de oficina regulares –como las madres que tienen que ir por sus hijos a la escuela o quienes tienen que llevar a algún familiar a visitas continuas con el médico–. Es por ello que agradecen tener la oportunidad de mover sus horarios y cumplir con sus actividades laborales sin la preocupación de pedir constantemente permisos y crear una imagen de empleado irresponsable. Incluso, puedes dar la opción de trabajar desde casa, si la naturaleza del trabajo lo permite, para algunos roles y bajo ciertos lineamientos.
  4. Dales el entrenamiento para un desempeño exitoso
    Contar con colaboradores bien entrenados hace posible una menor supervisión sobre ellos, ya que te sentirás más confiado en sus capacidades y el buen resultado de sus actividades y responsabilidades, y sobre todo, harás que ellos se sientan más motivados de trabajar libremente para lograr sus objetivos. Asegúrate de brindarles un entrenamiento continuo, así como diversas oportunidades para su desarrollo profesional.
  5. Asegúrate de proporcionarles las mejores herramientas
    Sabemos que invertir en herramientas tecnológicas empresariales es una decisión delicada porque en la actualidad uno de los desafíos de los negocios es hacer una adecuada planeación y decidir cómo se gastarán sus recursos económicos. Aun con ello, procura –en lo posible– darle a tus colaboradores acceso a herramientas y tecnologías modernas, pues no hay algo más tedioso para un empleado que depender de una computadora lenta, impresoras obsoletas o una conexión de red lenta que termina frustrándolo y afectando su productividad.
  6. Lleva a cabo encuestas de satisfacción y entrevistas ejecutivas
    Este tipo de tácticas te permitirán conocer la percepción de tus colaboradores en cuanto al clima laboral, así como saber qué es lo que más disfrutan de sus funciones en la organización y lo que les causa frustración. Incluso podrían darte algunas ideas de cómo resolver algún problema o mejorar ciertos procesos.

Estrategias como éstas existen muchas, así que no hay pretexto para no llevar a cabo alguna que se adapte a tu organización. Recuerda que los verdaderos liderazgos, como el tuyo, se construyen y fortalecen gracias a que están fundamentados en las personas y para las personas. Nada como esta frase célebre de Walt Disney para ilustrar por qué tienes que preocuparte por el bienestar de tus colaboradores y mantenerlos motivados en todo momento: “Tú puedes soñar, crear, diseñar y construir el lugar más increíble del mundo… pero se necesita gente para que todo eso se convierta en realidad.”

Quizá hoy es tiempo de preguntarte qué tanto valoras a tus colaboradores y qué estás dispuesto a hacer en beneficio de ellos.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @HectorMezaC

Facebook: Héctor M. Meza

LinkedIn: Héctor M. Meza Curiel

Página web: InfoSol – Soluciones Integrales en Comunicación

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.