Por Raciel Sosa*

Hay quien cree que liberar el potencial de los miembros de un equipo de trabajo significa “empoderarlos” pero creo que existen términos más atinados y apropiados cuando hablamos de fortalecer el potencial y capacidades de un equipo. En este sentido, empoderar y facultar pudieran ser sinónimos, pero no es así. Facultar significa brindar conocimientos, habilidades y la experiencia para que te puedas desarrollar de manera eficiente en tu puesto de trabajo. Y eso es, precisamente, lo que hace un líder; te da conocimientos, te pone el reto en frente para que tengas la experiencia, te afina tus habilidades, te fortalece la voluntad.

El primer objetivo de un líder es que todos y cada uno de los miembros del equipo incrementen su nivel. Independientemente de qué tan preparado esté cada quien, todos son susceptibles de liberar su potencial en muchos aspectos; se trata de algo totalmente democrático.

Para liberar el potencial de los miembros de un equipo de trabajo y aumentar su nivel, el líder debe:

PUBLICIDAD
  • Incrementar el conocimiento de los empleados.
  • Tener la habilidad de llevar estos conocimientos a la práctica. Esto es importante porque el mundo académico regular no lo hace, por lo que el líder tendría que crear el área para que la gente aprenda en términos de conocimiento, lo lleve a la práctica y lo aterrice en su día a día
  • Crear entornos para fortalecer la fuerza de voluntad

Asimismo, aspectos como la motivación y la retroalimentación juegan un papel muy importante. La motivación es una fuerza interior; yo puedo crear el entorno para estimular esos disparadores internos que provoquen que tú te automotives. En cuanto a la retroalimentación, todos los estudios de desarrollo organizacional de los últimos años hablan de la retroalimentación como una herramienta esencial de los líderes del siglo XXI; es la única forma en la que creas un entorno de rendición de cuentas.

Los beneficios de liberar el potencial de un equipo de trabajo e inyectarles energía son múltiples. Si yo estoy liberando el potencial de mi gente, de forma natural, estoy liberando el potencial de la empresa. Sin embargo, cabe señalar que los beneficios en el corto plazo no son tan obvios porque justamente hay que invertir tiempo y los resultados no son inmediatos, pero lo cierto es que a mediano y largo plazo los beneficios son espectaculares, en materia de resultados y creación de mejores ambientes de trabajo.

Asimismo, está dinámica se debe llevar a cabo en las empresas de manera continua. Hay que tener muy claros los elementos que disparan el potencial en la organización; hacer consciente cuáles son esos comportamientos que nos ayudan a que la mejora sea continua:

  • Delegar eficientemente. Alguien que sabe delegar de manera eficiente, sabe diagnosticar eficientemente.
  • Dar retroalimentación para que el equipo de trabajo sepa hacia dónde va
  • Capacitarlos
  • Establecer procesos formales de rendición de cuentas

Inclusive que existan en la empresa estímulos visuales que activen la motivación de los empleados y los impulse a la acción.

*Director General de Leadex Solutions

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Raciel Sosa

Facebook: Raciel Sosa MX

Página web: leadex.com.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Ética y sesgos en los procesos de data analytics
Por

Entender los sesgos a través de los datos de cómo se tomaban las decisiones en el pasado, es fundamental para desarrolla...