Integrar escenarios –e ideas– para tomar mejores decisiones fuera de la “norma” puede ser lo que nos caracterice como líderes de las organizaciones del futuro.

 

La historiadora y escritora Barbara W. Tuchman, en su libro Practicing History, dice: “Las personas no crean lo que no cuadra dentro de sus planes o no se alinea con sus acuerdos previos.” Percibiendo una situación de varios puntos de vista y cuestionando suposiciones sobre el mundo que nos rodea, nos da una gran ventaja para liderar en un ambiente cambiante e inseguro y no repetir errores del pasado.

El problema –u oportunidad– es que vivimos en un mundo de transformación “que no se parece al mundo donde vivían nuestros padres” (solía decir el escritor Peter Drucker), y muchas de nuestras decisiones no pueden seguir un patrón o matriz sino que tienen que integrarse con muchos factores presentes y futuros. ¿Cómo tomar decisiones que integran varios escenarios?

PUBLICIDAD
  1. Conectar ideas y/o funciones en una organización: Se escucha mucho sobre “tener una mente abierta”, pero el pensamiento integrante –característica de muchos líderes exitosos en el mundo de negocios según Roger Martin– no se trata de sólo abrirnos a la posibilidad de otros escenarios. De hecho se trata de buscar activamente cómo conectar ideas (a veces ideas de contraste) para resolver un problema. La complejidad de un problema implica en sí misma que se necesita unir diferentes funciones para poder resolverlo. Einstein dijo que ningún problema puede ser resuelto desde el mismo nivel de conciencia que lo creó.
  2. Articular las opciones: No interactuamos con un mundo sino una idea o imagen de este mundo. Cuando articulamos nuestras opciones tenemos la posibilidad de ver esta decisión y los resultados de la misma. Nuestras decisiones de carrera, elección de pareja, donde vivimos, etcétera, son ligadas a una decisión clave del pasado. Si no sabemos cómo articular las opciones que tenemos, tomamos decisiones ciegamente sin pensar mucho en los posibles escenarios. Articular las opciones y hacernos conscientes de nuestras decisiones tiene un efecto enriquecedor en la toma de decisiones claves en nuestra vida o en nuestra organización.
  3. Buscar información no convencional: “Somos lo que hacemos cada día”, decía Aristóteles. Si siempre leemos, consumimos o hablamos de las mismas cosas, no tenemos mucha posibilidad de encontrar información extraordinaria. Si queremos ser extraordinarios tenemos que buscar conexiones con personas extraordinarias y, como dice Seth Godin en su libro Purple Cow, transformar nuestro negocio siendo diferente y no convencional.
  4. Promover conversaciones estratégicas sobre el futuro: El autor Peter Schwartz, en su libro The Art of the Long View, dice que las conversaciones estratégicas tienen que ocurrir al mismo tiempo que la planificación organizacional. Que estas conversaciones –que contemplan varios escenarios– iluminan los proyectos y la planificación del futuro en las organizaciones. Schwartz sostiene que “personas que trabajan en empresas sostenibles continuamente conversan estratégicamente del futuro”.

Unir diferentes ideas y puntos de vista puede producir resultados increíbles. Existe un desperdicio enorme en las organizaciones contemporáneas relacionado con ideas, creatividad, motivación y compromiso entre empleados/personas y la empresa. Integrar escenarios –e ideas– para tomar mejores decisiones fuera de la “norma” puede ser lo que nos caracterice como líderes de las organizaciones del futuro.

 

Contacto:

Correo: [email protected]onaconsulting.com

Twitter: @ClarkEsther

Blog: Hipona Consulting

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Los bancos intercambian información de sus clientes?
Por

Con las modificaciones a las disposiciones a finales de 2014, las instituciones de crédito podrán intercambiar informaci...