Una compañía japonesa introdujo un nuevo rol para el famoso robot humanoide “Pepper”, de la firma tecnológica SoftBank, ya que ahora podrá alquilarse para ser sacerdote budista. 

El robot, que canta sutras con una voz computarizada mientras toca un tambor, fue mostrado el miércoles en una feria de la industria funeraria —Life Ending Industry Expo— en Tokio, señala la agencia Reuters.

Nissei Eco Co., fabricante de moldes de plástico, escribió el software del cántico para “Pepper”, que fue lanzado por SoftBank Group Corp. en 2014.

Lee también Adidas fabricará sus tenis usando robots e impresión 3D

PUBLICIDAD

Debido al envejecimiento y disminución de la población de Japón, muchos sacerdotes budistas reciben menos apoyo financiero de sus comunidades, lo que ha llevado a algunos a buscar trabajos a medio tiempo fuera de sus deberes en los templos, dijo Michio Inamura, asesor ejecutivo de Nissei.

El robot funerario podría ser empleado cuando no esté disponible un sacerdote. También cuesta menos, unos 50,000 yenes (450 dólares) por funeral comparado con más de 240,000 yenes (2,200 dólares) por un sacerdote humano.

El sacerdote budista Tetsugi Matsuo dijo que acudió a la feria para ver si Pepper podía “transmitir el aspecto de ‘corazón’ a una máquina, porque creo que el ‘corazón’ es la base de la religión”.

El robot no ha sido contratado aún para un funeral.

 

Siguientes artículos

Misil norcoreano sobrevuela Japón y escala tensiones
Por

Ante este lanzamiento, Washington y Tokio solicitaron una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU.