Por Raciel Sosa*

La dimensión óptima que debería de adoptar el líder de hoy y el futuro líder se representa en una “escalera”; no todos los líderes deben escalarla en su totalidad, pero todos están llamados a llegar a la 5ta dimensión.

Call to action: Identifica en qué posición de liderazgo estás y prepárate para subir al siguiente escalón:

  • Primera Dimensión: “La gente te sigue porque tiene que”.

La necesidad es un poderoso vínculo, pero, justamente, cuando tú dejas de necesitar algo porque ya lo cubriste, ese vínculo se extingue. De ahí que cuando tus colaboradores te siguen “porque tienen que”, debes saber que ese vínculo tiene fecha de caducidad, ya que llega un punto en el que la persona se desarrolla y ya no te necesita, y tienes que estar dispuesto a escalar a la siguiente dimensión. No se trata de utilizar la autoridad para hacer que la persona te necesite, generando una relación de codependencia que resulta neurótico y patológico entre un líder y un colaborador.

  • Segunda Dimensión: “La gente te sigue porque quiere”.

Ahí es, justamente, cuando se revela que ya creciste como líder y también se dio cierto nivel de desarrollo en tu colaborador. Éste ya no te necesita y, sin embargo, quiere trabajar contigo porque siente que se suman mutuamente y que, en conjunto, pueden llegar más rápido al objetivo, lo que genera un vínculo de conveniencia.

  • Tercera Dimensión:La gente te sigue por lo que has hecho por la organización”.

“Por los frutos nos conocerán”. Se trata de una dimensión donde, claramente, hay logros que son tangibles y medibles por parte del líder, lo que provoca que los colaboradores se sientan inspirados por lo que ha hecho por la empresa y por sus logros, creando un vínculo de admiración.

  • Cuarta Dimensión:La gente te sigue por lo que has hecho por ellos”.

En esta dimensión de liderazgo el vínculo es, básicamente, el agradecimiento. Es un vínculo muy sólido porque existe un aspecto emocional donde una persona recibió un beneficio directo por tu parte, la apoyaste en un momento de carencia. Es un tipo de liderazgo ligado a un toque emocional.

  • Quinta Dimensión: “La gente te sigue por quién eres y lo que representas”.

Es una dimensión de liderazgo aspiracional y mucho más sólida. Cuando hablamos de lo que somos, abarcamos muchos aspectos. Cuando nos siguen por lo que somos implica que nos analizaron de manera integral y nos visualizan como alguien congruente, que ha desarrollado la parte física, emocional, intelectual y espiritual; Son las 4 dimensiones que nos componen y que hablan de nuestro ser.

Se trata de un líder cuyos colaboradores lo admiran por lo que es, por ser una persona que sabe aceptar sus errores, que ha logrado cosas, que ayuda al que puede, porque es una persona que quiere trascender … Y la representación tiene que ver con lo anterior; eres y representas un ejemplo social.

Reconocidos personajes como Gandhi o Martin Luther King fueron hombres que demostraron no un logro en particular, sino su integridad, su calidad humana en el sentido amplio de la palabra, y representaron un movimiento, una visión, una misión, un cambio. No obstante, es un tipo de liderazgo que, al defender una causa, también genera enemigos; cierto fanatismo y aberración en personas que no apoyan el movimiento.

*Experto en Liderazgo del Siglo XXI

 

Contacto:

Twitter: @Raciel Sosa

Facebook: Raciel Sosa MX

Página web: leadex.com.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Hablemos de líderes zombis y liderazgos fallidos
Por

Los líderes vienen en todas las formas, formas, colores y tamaños. Muchas veces nos preguntamos ¿Por qué hay ejecutivos...