Pensando en la importancia de este tema, aquí comparto 5 lecciones que todos los políticos deben considerar para comunicarse eficazmente y ganar la confianza de audiencias clave.

 

Finalmente concluyeron las campañas y los comicios del proceso electoral 2015; sin duda, un acontecimiento que bien podría ser la expresión más fiel del panorama político actual de México en distintos sentidos. En lo particular, de las situaciones que más llamaron mi atención fue el resultado para gobernador en Nuevo León, donde la victoria fue para un candidato independiente, quien se convertirá en el primero, proveniente de un movimiento apartidista, en ocupar este cargo en la historia de México. Sin duda, considero, un gran precedente en el acontecer de la política en nuestro país, y quien, seguramente, estará en la mira no sólo de los neoleoneses, sino también de todo el gremio político de México y de todos los mexicanos.

Desafortunadamente, entre las cosas que ya no me sorprenden –aunque he de confesar que cuando creo que ya no puede haber algo “peor”, uno de nuestros políticos me sorprende con una “gran hazaña” o un “esplendoroso discurso” digno de imprimir en la mente para no volverlo a repetir– están los dimes y diretes no sólo entre partidos políticos, sino, incluso, entre integrantes de una misma agrupación.

PUBLICIDAD

Cada proceso electoral en México somos testigos de una suerte de discursos y acciones, muchas de éstas sin sentido, de algunos políticos, algo que simple y sencillamente opaca las propuestas y promesas políticas. Mientras esto sucede, innumerables spots en radio y televisión, anuncios en prensa, pancartas, trípticos, artículos promocionales y demás, invaden nuestra vida cotidiana con mensajes inconsistentes y aparentemente sin sentido porque, en mi opinión, no responden a nuestras necesidades más urgentes como ciudadanos.

Por si eso fuera poco, el papel de las redes sociales ha hecho que los líderes políticos utilicen cada vez más este tipo de plataformas para conectar con los ciudadanos, presentando más contenidos –adicionales a los que nos bombardean en medios tradicionales– para dar a conocer una propuesta que, por lo menos yo, no entiendo en su totalidad. Además, los medios sociales, al igual que los tradicionales, han servido más para que entre candidatos se exhiban sus errores e inconsistencias, y no para comunicar su propuesta política.

 

Comunicación, clave para comunicar una plataforma política

¿Qué sucede? En definitiva, es imposible imaginar la vida política sin medios de comunicación, pues entre más exposición haya a éstos, mayor probabilidad existe de que los ciudadanos se involucren con los temas políticos. Sin embargo, el bombardeo de información sin una estrategia clara que pueda alinear y comunicar eficientemente los mensajes clave de cada propuesta política ha hecho que la ciudadanía se confunda, que no esté bien informada para tomar su decisión o, sencillamente, que opte por la indiferencia.

En el mundo de hoy, donde las personas tienen acceso a mucha información de manera rápida, es un factor crítico de éxito contar con una Estrategia de Comunicación perfectamente delineada que comunique los mensajes clave de la propuesta o plataforma política por todos los canales de comunicación, de manera constante y consistente. Esto permitirá construir una imagen de confianza y credibilidad en los ciudadanos, y ayudará a fortalecer el liderazgo político, algo que no sólo se refleja en las urnas, sino también en una mejor percepción del desempeño del cargo público.

 

Entrenamiento en Medios: aprendiendo a comunicar nuestras ideas

En nuestros días, comunicar adecuadamente nuestras ideas es una necesidad, sobre todo si esto se tiene que hacer frente a los medios de comunicación, algo cotidiano para un líder político. Muchas de las figuras de la política nacional aún no tienen en claro el impacto real de sus declaraciones y de la comunicación adecuada de sus ideas; algunos de ellos consideran que esto es algo propio de altos funcionarios, lo cual es totalmente erróneo, pues una idea o un mensaje clave bien o mal comunicado puede no sólo mejorar o perjudicar su branding personal o político, sino hasta costarle el puesto (y ejemplos existen varios).

De ahí la importancia de un Entrenamiento en Medios, una herramienta que brinda a los voceros los elementos, técnicas y habilidades necesarias para construir mensajes creíbles y sustentables que potencien los encuentros con los medios de comunicación y sus audiencias objetivo para convertirse en fuente de información confiable, accesible y empática.

Una buena formación en vocería permite difundir adecuadamente los mensajes de una propuesta política, conocer las posibles situaciones de vulnerabilidad de un partido político y saber cómo apalancarse de ellas para posicionarse en la mente y el corazón de los ciudadanos.

Pensando en la importancia de este tema para líderes políticos, quiero ofrecer estas lecciones que, en mi opinión, cualquier figura política debe considerar para comunicarse eficazmente y ganar la confianza de audiencias clave.

 

  1. Conocimiento de su gobierno a cargo, partido político, etcétera. Ninguna declaración o comentario debe ser hecho al azar o sin fundamento, así que hay que conocer lo que sucede en nuestra “casa” y tener los datos a la mano antes de emitir una opinión a los medios de comunicación, sobre todo con situaciones que podrían causar polémica. Incluso, en redes sociales no hay que adelantarse a comentar o emitir una opinión sin antes conocer cabalmente sobre el tema en cuestión.
  2. Conocimiento del público y sus necesidades. Es necesario tener claro a quién nos vamos a dirigir y cuáles son sus necesidades. No es igual atender una entrevista para un medio de provincia en el sur del país que una para un medio de la ciudad capital; aunque el tema de la entrevista pudiera ser el mismo, las preguntas desde luego que variarán, porque el periodista tropicalizará la información a cada entorno.
  3. Información de interés y creíble. Comunique su propuesta política u opinión con ideas y mensajes rápidos, interesantes, veraces y que cautiven a los ciudadanos. En nuestros días, los discursos de las figuras de la política han perdido credibilidad, porque la mayoría resultan más que demagógicos e inverosímiles para los ciudadanos, así que usted puede hacer la diferencia y ganarse la aceptación.
  4. Enterarse de las noticias. Por favor… esto es algo sumamente importante; la ciudadanía no puede concebir cómo un servidor público no tiene idea de lo que acontece no sólo en la vida política nacional sino también en otros temas que afectan a toda la población. Estar bien informado sobre temas coyunturales ayudará a estar preparado cuando un reportero se acerque para hacer una pregunta; además, los ciudadanos lo verán como un funcionario que sí hace bien su trabajo y se preocupa por temas de la agenda nacional.
  5. Cuidar el aspecto físico y la comunicación no verbal. La apariencia que usted tenga ante los medios debe ser congruente con los mensajes que usted transmita: decida si quiere aparentar vanguardia o tradición, interés o indiferencia, arrogancia o sencillez… Tan importante es aprender a comunicar nuestros mensajes de manera oral como corporal; recuerde que la imagen física puede tener igual o mayor impacto que los discursos hablados.

En el entorno político actual es un factor crítico la creación de la figura de un líder competente que consiga la aprobación y admiración de los ciudadanos; sin embargo, eventos como el pasado proceso electoral evidenciaron la ausencia de una efectiva comunicación en los líderes políticos. Una frase célebre del Nobel de Literatura George Bernard, dice: “El mayor problema de la comunicación es la ilusión de que se ha logrado”.

Es por ello que herramientas como el Entrenamiento en Medios brindan el conocimiento y la práctica para generar esa empatía y persuasión que tanto hace falta para cautivar y crear espacio en la mente y el corazón de las audiencias.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @HectorMezaC

Facebook: Héctor M. Meza

LinkedIn: Héctor M. Meza Curiel

Página web: InfoSol – Soluciones Integrales en Comunicación

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Distracción digital: el smartphone mató al salón de clases
Por

Cada vez más estudiantes se abstraen en la pantalla de sus smartphones o de su computadora portátil en clase. ¿Qué hacer...