Cuando los efectos inmediatos del terremoto del 19 de septiembre se dejaron sentir, el chef mexicano Enrique Olvera mostró su apoyo de inmediato, pero ahora busca que su ayuda tenga un carácter mucho más duradero con la instalación de una cocina que provea de alimentos a quienes más lo necesiten.

“Creo que ahora ya pasamos de la crisis del desastre a una de desplazados y me parece muy importante apoyar para suavizar ese problema”, dijo Olvera a Forbes México durante una entrevista en Nueva York.

Lee también: Millesime ofrece una cena abierta al público a favor de la Cruz Roja

PUBLICIDAD

“Hasta ahora hemos estado preparando tamales en el local donde estaba Pujol, en Petrarca [Polanco], y estamos hablando con un par de proveedores de equipo de cocina para hacer una cocina central que permanezca abierta durante varios meses y que pueda estar enviando comida a los albergues y dando comida gratuita a la gente que lo necesite”, detalló el chef.

Ese proyecto, explicó, “estará listo en las próximas semanas”.

Hace unos días, Olvera hizo a nombre del equipo que trabaja en el Pujol una donación de 100,000 pesos a la cuenta de apoyo a los damnificados en CDMX, Puebla y Morelos establecida por el banco Multiva, que aporta un peso por cada peso donado para tal fin.

“Hemos dado un par de donaciones públicas y otras privadas”, dijo el mexicano, y recordó que el lunes 25 de septiembre “hicimos una cena en Cosme con el menú de Pujol, para unas 100 personas”. Los ingresos generados por esa cena, que se agotó por completo a un precio de 125 dólares por asiento, serán donados a la Cruz Roja y las víctimas del terremoto.

Para el chef, lo más importante en este momento es mantener la ayuda a los afectados y a los desplazados, pero también hace un llamado a emprender la siguiente etapa de la crisis: “Creo que todos tenemos que ser mejores ciudadanos, pedir cuentas al gobierno, fiscalizar el uso de los recursos y apoyar con donaciones a las organizaciones que cada uno de nosotros crea que tiene un impacto en el desastre y en la reconstrucción.”

El Pujol, su emblemático restaurante ubicado en la calle de Tennyson 133, en Polanco, también vio una interrupción en sus actividades, y el chef asegura que “se nota un bajón en turismo, pero poco a poco retomaremos el ritmo de nuestros negocios, ya estamos intentando volver a la normalidad”.

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

La primera gran exposición sobre arte de México en el MET desde 1990
Por

Hasta el día 15 del mes de octubre el Museo Metropolitano de Nueva York (MET) exhibirá una colección compuesta por once...