Éste será el peor año en materia de inseguridad. La semana pasada dimos a conocer la evaluación del primer semestre en Semáforo Delictivo. Se confirma el pronóstico que hicimos hace tres meses: éste será -por mucho- el peor año de México. Peor que el 2011, el más malo de Felipe Calderón. Hemos superado las cifras de homicidios, ejecuciones de crimen organizado, secuestro, extorsión y robo de auto, los delitos de mayor impacto.

Todos estos delitos están relacionados al crimen organizado, al “plata o plomo” y al colapso de la autoridad.  La violencia se ha incrementado en todo México, no hay región o estado que se salve.

Esto es grave, pero me parece aún más grave que las autoridades -desde el presidente hasta los gobernadores- sigan negando el gran fracaso de la estrategia de seguridad. Si no aceptamos el problema, no podremos resolverlo.

El deterioro de la seguridad en México no es nuevo, se inició en 2008 con el nefasto Plan Mérida y la absurda idea de hacerle la guerra a los narcos para evitar que las drogas lleguen a Estados Unidos. En ningún país ha funcionado esto, la DEA lo sabe. Tan es así que ni en EU aplican esta estrategia, ellos “administran el problema” al fin y al cabo, tienen a México de chivo expiatorio.

PUBLICIDAD

La guerra contra los narcos no se hace con policías, se hace con economía, con regulación de las drogas; eso es lo único que les quita el negocio y el dinero a las mafias. Sin dinero todo es más difícil, incluso delinquir.

Es momento de que México regule la marihuana recreativa y el cultivo de la amapola con fines médicos como primer inicio. Ambas medidas le darían un tremendo golpe financiero al narco mexicano.

Podríamos luego regular otras, ninguna droga debe estar en manos de mafias y narco-políticos, pero por lo pronto aquí hay ya dos iniciativas en el Congreso de la Unión que hay que revivir.

Eso es lo único que podría dar viabilidad al resto de las estrategias en seguridad.  Déjenme decirlo así: Todo nos va a funcionar después de regular las drogas y nada nos va a funcionar si no lo hacemos.

Este es un punto de inflexión en el que México puede dejar de ser un país de fracaso para convertirse en un país de éxito. Es momento de escoger la vida y la inteligencia sobre la muerte y la estupidez.  La decisión es nuestra.

 

Contacto:

Twitter: @semaforodelito

Facebook: Semáforo Delictivo

Páginas web: Semáforo Delictivo / Semáforo Delictivo en México

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Apple
Error deja al descubierto características del iPhone 8
Por

Los detalles ya habían sido revelados por Forbes, como la desaparición del botón de inicio y el rediseño que eliminaría...