El nuevo plan de negocios presentado por ICA el viernes pasado carece de elementos para cambiar la nota de crédito de Moody’s, hoy en calidad de ‘bono basura’.

“No hemos visto un dato material para hacer un cambio en la calificación, pero mientras más se retrase el proceso de reestructura o en llegar a acuerdos con los tenedores de deuda, creemos que la recuperación sí puede afectarse”, comenta la analista de Moody’s Sandra Beltrán en entrevista con Forbes México.

Mientras tanto, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) suspendió este lunes por segundo día consecutivo las acciones de la constructora mexicana, las cuales se disparaban al inicio de la jornada luego de que se anunciara que obtuvo un crédito de 215 millones de dólares y presentara un plan de negocios.

PUBLICIDAD

De acuerdo con información de Reuters, los papeles de la mayor constructora del país ganaban un 20.34% a 3.55 pesos en el momento que fueron suspendidos a las 8:37 horas.

Lee: Acciones de ICA ganan 20%; BMV las suspende de nuevo

En diciembre de 2015, la calificadora de riesgo otorgó a Ingenieros Civiles y Asociados una nota en modo especulativo “Caa3” con perspectiva negativa, después de que la empresa tomara un periodo de gracia de 30 días para el pago de intereses, por aproximadamente 31 millones de dólares (mdd), correspondientes al cupón de un bono con vencimiento en 2024.

Esta calificación se juzga como reputación pobre, sujeta a un riesgo crediticio muy elevado, de acuerdo con el sitio web de Nasdaq, que considera como ‘bono basura’ una evaluación de Moody’s “Ba” o inferior, como es el caso de la constructora mexicana.

El pasado viernes 17 de junio, la empresa dirigida por Luis Zárate presentó su nueva estrategia corporativa, que plantea: cerrar su división internacional, de vivienda e inmobiliaria; limitarse a las operaciones de construcción en México y mantener las acciones de control sobre su grupo aeroportuario OMA.

Lee también: Reestructura o quiebra, los caminos de ICA

El anuncio llega en medio de una tormenta de deuda para ICA, que asciende a 69,913 millones de pesos (mdp) —3,641 mdd según el tipo de cambio del cierre del viernes— con instituciones financieras y acreedores, y que pone en riesgo su operación como negocio.

Los problemas de deuda han llegado incluso a sus puertas. El miércoles 26 de mayo, cerca de 200 personas exigieron el pago de 30 millones de pesos (mdp) afuera de sus oficinas corporativas, ubicadas en Boulevard Manuel Ávila Camacho, por acarreos que la constructora adeudaba con transportistas del Sindicato Nacional de Autotransporte, Construcción, Acarreos y Similares de la República Mexicana.

Para revertir el posible riesgo operativo, la compañía también anunció la firma de un contrato crediticio por 215 millones de dólares (mdd) con Fintech Europe, del empresario mexicano David Martínez. Los recursos serán usados para fondear capital de trabajo y otras inversiones requeridas para participar en nuevos proyectos de construcción y futuros proyectos de infraestructura.

“El crédito con Fintech es algo positivo, pues podría operar de manera relativamente buena, debido a que tiene acceso a fondeo. Va a dar una luz en lo que va a enfocarse ICA y ese crédito nos habla de viabilidad”, reconoce la analista.

Te puede interesar: ICA no es la única en aprietos

Antes de plantearse una revisión al alza, Beltrán considera que es necesario un plan concreto de ICA con los acreedores, sobre todo  en el tiempo y montos de un acuerdo, incluso qué propondría la constructora a los tenedores de deuda, y si una mayoría habría aceptado un plan de refinanciamiento.

Pero Moody’s tampoco va a esperar eternamente esta negociación con los acreedores. “Estamos monitoreando, y si en algún punto creemos que tardará mucho un acuerdo, probablemente haremos una revisión”, advirtió Beltrán.

 

Siguientes artículos

dolar-peso
Peso se recupera ante el dólar por avance del No al Brexit
Por

El peso cotizaba en 18.615 por dólar, con un alza del 1.22% o 23.00 centavos, frente a los 18.845 pesos del precio de re...