Para celebrar nuestro quinto aniversario, buscamos a algunos de los empresarios más destacados del país para averiguar cómo es que hallaron su vocación.

 

Estar en grandes ligas

Por Eugenio Madero Pinson / vicepresidente del consejo de administración de Rassini

PUBLICIDAD

Cuento con más de 20 años de experiencia en negocios. Desde mis inicios, me interesé en aquellos altamente competitivos y con cambios tecnológicos. El sector automotriz representa fielmente esas características, por lo que decidí incursionar en él, ocupando diversas posiciones en Rassini, en áreas como la dirección de operaciones en Piedras Negras, Coahuila y Montpelier, Ohio; fui presidente de suspensiones Norteamérica y frenos, responsable de la dirección comercial en Detroit, Michigan, miembro del Consejo de Administración de Rassini desde 1996 y actualmente soy el CEO.

A lo largo de mi carrera profesional siempre me han gustado los retos y, si de retos se trata, la industria automotriz es un claro ejemplo: a diario se actualiza y demanda lo mejor de todos los que participamos en esta actividad.

En lo personal, siempre ha sido atractivo competir en los mercados globales, estar en las grandes ligas y ganar contratos con las principales armadoras de vehículos; eso es, sin lugar a dudas, altamente motivante.

La Cuarta Revolución Industrial y la profunda transformación tecnológica y de movilidad que el sector automotriz está enfrentando, en la que el concepto de automóvil se está transformando por una aplicación (software) sobre ruedas, los vehículos eléctricos o autónomos serán lo cotidiano junto con la búsqueda de eficiencias en el consumo de energías y reducción de CO2, son directrices fundamentales.

En los últimos años, he establecido contactos con empresas e instituciones en las que se están desarrollando nuevas tecnologías, desde la Universidad de Tel Aviv y el Technion Institute of Technology en Israel, pasando por Silicon Valley, Singularity University y la Universidad de Berkeley, en San Francisco, hasta MIRA, Catapult e Innovate UK en Reino Unido, o bien, la Universidad de Waterloo en Canadá.

Convencido de que la capacitación es la clave fundamental del éxito para el futuro de cualquier negocio, un grupo de colaboradores de Rassini desarrolló, con el respaldo de Singularity University y el apoyo de ExO Works, un programa de tiempo completo para acelerar ideas de negocio.

Tenemos alianzas estratégicas con diversas instituciones educativas y de investigación internacionales y nacionales, tales como: las Universidades de Michigan, Windsor, Columbia, Nacional Autónoma de México, Instituto Tecnológico de Massachusetts, Instituto Politécnico Nacional, y varias más.

Estoy convencido que el éxito de las organizaciones se basa en la calidad y capacidad del equipo de colaboradores. En ese sentido, mi legado será continuar formando una organización exponencial, disruptiva con personal de alto potencial, capaz de propulsar los cambios tecnológicos que mantengan a Rassini como una empresa líder a nivel global.

Mi principal consejo para todos aquellos que emprendan algo, sea cual sea su profesión o actividad, es que la realicen con pasión; ése es el motor del éxito; que se capaciten constantemente, aprendan a leer el entorno para detectar oportunidades y amenazas, trabajen en equipo y se rodeen de los mejores profesionales a su alcance.