“Whitout passion, nothing happens; without compassion, the wrong things happen”.

Jan Eliasson, former Deputy, Secretary-General of the United Nations.

La semana pasada, estimado lector, por invitación de Alan Stoga, tuve la oportunidad de asistir a un taller de trabajo de dos días en la Universidad de Columbia en Nueva York organizado por la Fundación Tallberg.

Esta Fundación premia anualmente a hombres y mujeres que han demostrado contar con las habilidades que requiere un líder del siglo XXI (ética, innovación, imaginación, flexibilidad, estructura, capacidad de asumir riesgos) y que mediante sus proyectos e ideas logran transformaciones sociales positivas.

PUBLICIDAD

Algunos de los temas y conceptos que se abordaron durante las sesiones de trabajo, y que vale la pena destacar son:

  • La llave para un futuro colectivo es la calidad de los líderes actuales. Un líder que se define como global, optimista, que se rige bajo una ética de valores, y que es valiente.
  • Necesitamos buscar a los líderes más allá del ámbito político.
  • ¿Qué necesitamos actualmente líderes o héroes? En la historia de la humanidad hemos necesitado tanto héroes, que con un coraje extraordinario han ganado batallas y derrocado a dictadores, como líderes que han escrito leyes, construido gobiernos y creado instituciones. Hoy lo que necesitamos son líderes audaces que entiendan el éxito como un tema colectivo y que sepan construir, con un profundo sentido de la responsabilidad, una comunidad global.
  • Necesitamos valores universales porque no podemos encontrar soluciones a los problemas actuales en lo individual. No existe paz sin desarrollo y no existe desarrollo sin paz. Y no existen ni paz ni desarrollo sin un férreo respeto a los derechos humanos.
  • ¿Globalismo o Nacionalismo? Estamos viviendo el fin de una era que estuvo predominantemente dominada por una visión occidental. Hay fenómenos que impactan actualmente el orden internacional y local y que nos hacen cuestionarnos las bases de nuestra civilización: diferencias en ingreso, corrupción, cambio climático, populismo, nacionalismo, entre otros. Ante estos problemas, muchas veces el nacionalismo se presenta como una solución. Debemos tener la capacidad de ser internacionalistas y patriotas al mismo tiempo.
  • Entender que muchas veces seguimos siendo primitivos en nuestros sentimientos y conductas y que teniendo esto presente debemos actuar con serenidad y proyectar qué escenarios pueden darse en cada situación.
  • La adversidad genera resiliencia y la resiliencia muchas veces genera prosperidad.
  • Es indispensable examinar los últimos 70 años desde otra perspectiva que no sea la “era dorada”.
  • Es necesario ejercer liderazgo desde distintos ámbitos. Es fundamental involucrarse. Se requieren ideas nuevas, valores, sueños.
  • Construir el concepto de identidad desde una perspectiva plural.
  • Necesitamos encontrar mejores preguntas.
  • La esperanza se encuentra en las mujeres y en los jóvenes.
  • Los elementos para una negociación exitosa son:
  1. Respeto a la palabra.
  2. The art of timing; no hacer las cosas muy pronto o muy tarde.
  3. Sensibilidad cultural.
  4. Ser confiable, establecer relaciones personales.

Al reflexionar sobre estos conceptos e ideas, me quedó claro que el mundo que vivirán mis hijos en su etapa de mayor desarrollo profesional e intelectual será un mundo completamente distinto al que vivimos ahora.

Creo firmemente que el futuro que nos espera, en gran medida gracias a la tecnología, es un futuro donde los recursos, las oportunidades y el desarrollo habrán de democratizarse a un ritmo más acelerado.

Crear las condiciones para que pueda existir una comunidad exitosa global, es posible.

Hasta el próximo martes…

 

Contacto:

Twitter: @maribelquirogaf / @CervecerosdeMex

Facebook: Maribel Quiroga / Cerveceros de México

Página web: Cerveceros de México

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Pandora abre su caja y sale a la calle en busca de nuevos clientes
Por

La empresa europea de joyería pone a sus piezas etiquetas alcanzables para el mexicano medio y empieza a poblar la Ciuda...