Las pequeñas y medianas empresas, las Pymes, son muy importantes para la economía de cualquier país. Tan sólo en México son más de cuatro millones, generan 72% del empleo y aportan 52% del Producto Interno Bruto (PIB). Estos negocios son los que hacen competitivo a un país, los que atraen inversiones y fortalecen las industrias. Sin embargo, la incertidumbre económica en el mundo ha hecho que algunas empresas en desarrollo no se consoliden apropiadamente y sean vulnerables ante los constantes cambios.

Las Pymes están preparadas para crecer

A pesar del escenario tan retador, las Pymes mexicanas han mostrado confianza en su habilidad para incrementar los ingresos y la rentabilidad de su negocio durante 2017, de acuerdo con la encuesta “Global SME (Small Medium Enterprise) Pulse” de American Express, que es aplicada a propietarios, altos ejecutivos y tomadores de decisiones de Pymes en 15 países.

Dado que el optimismo sobre la economía es moderado (37% opiniones positivas contra 19% negativas), las Pymes de México han comenzado a buscar formas innovadoras para crecer, y una de sus principales estrategias es tratar de incursionar en nuevos mercados, tanto nacionales como internacionales. Con estas tácticas, más de la mitad (59%) espera un crecimiento de los ingresos de al menos 4% en este año, y en términos de rentabilidad, casi la mitad (48%) pronostica un beneficio de al menos 6% anual en los próximos tres años.

PUBLICIDAD

Y no es de extrañar que las Pymes desarrollen estrategias para su crecimiento, ya que tal como lo indica la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas -que realizan el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) y el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext)- más del 40% de las medianas compañías en el país tiene como prioridad la búsqueda de mejoras en sus procesos pues pretenden estar más preparadas y ser cada vez más competitivas.

 

Las Pymes buscan financiamiento para crecer

Como vemos, estas estrategias han mantenido a las pequeñas y medianas empresas positivas sobre su futuro, pero, aun así, hay barreras que impiden que lleguen a sus metas. Por ejemplo, en la encuesta “Global SME Pulse 2017”, 51% afirmó tener dificultades para acceder a los financiamientos necesarios para invertir y hacer crecer el negocio, ya que el flujo de efectivo afecta su capacidad de pagar a los proveedores en tiempo y forma.

Al día de hoy, estas Pymes dependen del capital existente y del acceso a los fondos, así como de los préstamos bancarios para financiar su inversión. Por eso, no es de sorprenderse que, durante este año, una de sus prioridades sea la búsqueda de nuevas formas de financiamiento.

Sin importar en qué etapa se encuentre la empresa, siempre es importante tener claros los planes a largo plazo. Construir una marca no se da de la noche a la mañana y está claro que existen dificultades en el camino para consolidarse en la industria. Algunos puntos para tener en mente:

 

Tips financieros básicos

  • Fijar el precio del dólar en las negociaciones para evitar pagar excedentes ante la volatilidad del mismo.
  • Buscar proveedores locales para favorecer el flujo de efectivo y negociaciones que les beneficien a ambos.
  • Licitar con más de tres proveedores para asegurarse de tener la mejor opción.
  • Tener relación estrecha con la institución bancaria a la que pertenece para realizar un “traje a la medida” de sus necesidades financieras y que también pueda ajustarse cuando sea necesario.

 

Contacto:

Blog: Global Corporate Payments de American Express

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Esta compañía japonesa quiere el trono de H&M e Inditex
Por

El fabricante de moda rápida quiere arrebatarle el primer lugar a las firmas sueca y española, pero para lograrlo primer...