Forbes

Por César Martínez Aznárez

Hace cinco años, Francisco Aguirre Gómez se convirtió en el accionista mayoritario de Grupo Radio Centro (GRC) y, desde entonces, acapara los dos principales espacios de poder y decisión de la compañía radiofónica.

Un giro importante en su gestión fue haber utilizado el endeudamiento como nunca en la historia bursátil de la firma. Otro paso trascendente y arriesgado del empresario ha sido el regreso a la televisión, que se concretaría en pocos meses, luego de una pifia en la primera licitación. Francisco también confió y mantuvo la inversión en una radio de Estados Unidos, a pesar de que, hasta ahora, la estación de FM sigue siendo deficitaria.

No obstante, el indicador usado para el ejercicio comparativo de esta sección, la rentabilidad del capital invertido, aunque ligeramente más baja en Radio Centro, está en sintonía con la industria.

El retorno sobre el capital invertido (ROIC, por sus siglas en inglés) de GRC en el promedio 2016-2018 fue de 5.4%, apenas 0.6 puntos porcentuales por debajo que la industria radiofónica global, mientras que, en el top ten mundial, ese rendimiento fue de 6.2%, según cálculos elaborados con datos de S&P Capital IQ (esas 10 empresas son las más grandes por ingresos, y en las cuales la radio es el negocio principal u ocupa un lugar preponderante).

Además, la evolución es favorable para Radio Centro durante la gestión de Francisco Aguirre. La rentabilidad en la industria global cayó de 10.5% a 6% entre el trienio 2011-2013 y el de los últimos tres años; y en las 10 gigantes del sector bajó de 6.6% a 6.2%. En la empresa mexicana, en cambio, aumentó ligeramente de 4.9% a 5.4%.

Aguirre ya era presidente del Consejo de Administración cuando asumió la dirección general de Grupo Radio Centro, a fines de diciembre de 2013, en sustitución de su hermano Carlos. En mayo de 1999, había tomado la presidencia, y Carlos, la dirección general.

Siete de los 11 hermanos que permanecieron en la empresa tras los cambios accionarios de 1999 poseían porcentajes iguales del capital, pero, en los últimos días de 2013, se produjeron compraventas o movimientos de tal suerte que Francisco Aguirre pasó a controlar el paquete de acciones más grande; cuatro hermanos quedaron con una participación menor, en tanto que María Adriana y Ana María Aguirre Gómez mantuvieron sus posiciones.

De ese modo, Francisco Aguirre se convirtió en accionista mayoritario, ceo y presidente del Comité Ejecutivo del consejo, además de mantener la presidencia del máximo órgano. Tras acumular ese poder, la empresa participó, durante 2014, en la licitación para adjudicar dos cadenas de televisión abierta. Ofertó 3,058 millones de pesos (mdp) por una cadena; ganó la adjudicación, pero, después, la rechazó. La mayoría de los analistas y observadores juzgaron que el error pudo ser un excesivo monto ofertado, o la incapacidad de conseguir socios financieros. Ese hecho le costó a la empresa perder la garantía de 415 mdp.

En 2017, Francisco Aguirre se presentó a una nueva licitación y obtuvo un canal de televisión abierta, pero esta vez lo hizo a título personal; aunque, en una entrevista de enero pasado, declaró a El Financiero que él va de la mano con Grupo Radio Centro (y también dijo que saldría al aire antes de julio próximo). La oferta fue de 425 mdp. Standard & Poor’s cree que este proyecto impactará positivamente en los resultados.

El endeudamiento

Desde que la firma cotiza en bolsa, la deuda había sido menor a 400 mdp, y no más de 35% del capital propio. Sin embargo, en 2014, el primer año con Francisco Aguirre concentrando decisiones, la empresa colocó certificados bursátiles por 1,100 mdp y, desde entonces, ha recibido algunos préstamos bancarios y ha hecho otras colocaciones de deuda, cuyo saldo total es de unos 1,850 mdp.

Esa deuda representa ahora cerca de 60% del capital propio, y el Ebitda (el flujo de caja generado por la operación) tardaría 3.2 años en pagarla, dos indicadores considerados aceptables. Sin embargo, el Ebitda sólo cubre dos veces el pago de intereses, lo que puede significar una carga financiera excesiva para la empresa.

Los 1,100 mdp de los certificados de 2014 fueron prestados a la estadounidense 93.9 Holding, que opera la radio KXOS de Los Ángeles, y cuya mayoría es controlada por la familia Aguirre, mientras que 25% pertenece a Grupo Radio Centro, inversiones concretadas en una transacción de compra realizada en 2012, por un valor de 85 millones de dólares (mdd).

La participación de GRC en 93.9 Holding como empresa asociada le ha generado pérdidas por 425 mdp entre 2012 y septiembre pasado. Sin embargo, la operación de Radio Centro en Estados Unidos rindió beneficios por primera vez en 2017, equivalentes a 24 mdp. A través de su subsidiaria GRC-LA, Grupo Radio Centro proporciona programación y vende publicidad para KXOS.

Administrar bien

Como parte de la explicación de su rentabilidad, la radiodifusora incurre en pocos gastos administrativos, en comparación con las demás empresas. Gasta 10 dólares por cada 100 de ingresos, mientras el top ten mundial gasta cerca del doble, 18 dólares, y iHeart, la cadena de radio más grande de Estados Unidos (858 estaciones), gasta 34.

13 años

Al ritmo actual, el Ebitda de GRC tardaría 13 años en recuperar la inversión, mientras en la empresa RTL tardaría sólo siete, y el promedio de la industria es de nueve años. RTL tiene sede en Luxemburgo y posee cadenas de radio en varios de los principales países europeos, y es la mayor empresa del mundo por ingresos con participación importante en el sector de radiodifusión.

Internet y utilidades

El cambio de política en la publicidad oficial, según se espera en este mercado durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, reduciría los ingresos de las empresas radiofónicas.

Por otra parte, la radiodifusión tradicional tenía una sólida barrera de entrada contra competidores, porque se requiere una concesión pública (licitada desde hace muy poco tiempo) y por las inversiones necesarias. Sin embargo, hoy en día, internet y el creciente uso de teléfonos inteligentes permiten emitir contenidos a través de la red con mucho menos dinero y trámites. Aunque esto comenzó hace varios años, y hasta ahora va lento, la transición, en algún momento, impactará seriamente en el modelo de negocio de la radio tradicional.

Las calificadoras no reparan en ese riesgo. HR Rating espera crecimientos de 15% anual en los ingresos, impulsados, en su opinión, entre otros factores, por la alianza de GRC con la periodista Carmen Aristegui.

Por ahora, de algún modo, Francisco Aguirre consigue 10 dólares de utilidad neta por cada 100 vendidos (promedio 2016-2018), casi el doble que el promedio mundial, de 5.5; superior al promedio del top ten, de 7.5, y esplendoroso si se compara con la RAI, la Radiotelevisión Italiana, que, en el mismo lapso, tuvo una ligera pérdida de 0.1 dólares por cada 100 vendidos.

Te puede interesar: Mi regreso a la radio es un paso contra la censura: Aristegui

Fuente: Toda la información numérica y gráfica de este análisis fue elaborada con datos de S&P Capital IQ, de las bolsas y comisiones de valores y de las empresas

 

Siguientes artículos

cemex
Cemex extiende pago de deuda por más de 1,000 mdd
Por

Con esta operación la cementera mexicana no tiene vencimientos de deuda relevantes hasta julio de 2021.