Por Jesús Delgado*

La conectividad óptima y estable entre usuarios de smartphones y otros dispositivos define nuestra nueva realidad y trae consigo oportunidades para el negocio y nuestro estilo de vida.

Entender, estudiar y predecir la influencia de la tecnología ya no es opcional, ya que ahora son las herramientas que nos ayudarán a distinguir oportunidades para que las organizaciones permanezcan competitivas.

En ese sentido, desde Deloitte presentamos la Edición 2018 de nuestro Reporte de Predicciones en Tecnología y Telecomunicaciones, que profundiza en tendencias que definirán el mercado de medios digitales a nivel global en los próximos cinco años, que podemos resumir en seis:

PUBLICIDAD
  1. El consumo de lo digital: a la alza. Durante 2018, se estima que existirán 580 millones de suscripciones y aproximadamente 350 millones de suscriptores a medios en línea, cifras que se duplicarán en 2020 según las tendencias detectadas en nuestro análisis global. Esto no significa que se desplazarán a los medios tradicionales (ejemplo: TV por cable), ya que las suscripciones a estos, también incluyen suscripciones a uno o más medios digitales.
  2. Suscripciones a contenidos en línea. La conducta de la población ha cambiado respecto a una generación anterior, pues las suscripciones a medios físicos como revistas, periódicos, libros, etc., van en descenso. La revolución en línea de mediados de los 90s favoreció la existencia de medios digitales y la exposición de los medios de comunicación; en 2018, un sólo sitio de medios puede ser alcanzado por varios buscadores web al mes, es decir, trasciende el mercado local. Esto significa una gran plataforma para los medios nuevos. Las suscripciones multimedios no es nueva; el cambio observado es la suscripción a multimedios digitales con contenidos SVOD (Subscription Video on Demand), música, videojuegos en línea y noticias.
  3. Pago por contenidos, pero no por comerciales. La revolución en línea abrió espacios publicitarios, donde cada vista se convertía en una comisión. Esto resultó en la saturación de anuncios en línea y el deseo de los consumidores por omitirlos, por lo que ahora pagan por no tener comerciales. En concreto, los anuncios ya no son rentables. Ahora los creadores de contenido se concentran cada vez más en generar ingresos por suscripciones a paquetes más variados y llamativos, cuyos consumidores están dispuestos a pagar incluso si dichos contenidos están disponibles de forma gratuita en otras fuentes, de forma legal o no.
  4. La televisión tradicional cae establemente. El porcentaje de personas de 18 a 24 años de edad que ven televisión caerá entre 5 a 15% por año en EU, Canadá y el Reino Unido en 2018 y 2019, y desde hace siete años atrás. El descenso es estable. Predecimos que dicha estabilidad permanecerá para 2023, sin embargo, los factores que distraen la atención de las personas jóvenes de la TV tradicional se debilitan poco a poco.
  5. Los servicios SVOD se saturan. Aunado a lo anterior, se ha detectado en estos países de habla inglesa que el crecimiento anual en penetración y uso de servicios SVOD como Netflix se ha estabilizado, y se estima que alcanzarán su punto de saturación tal vez en 2018, aunque más probablemente en 2020. Estos servicios representan el mayor distractor de la TV tradicional entre Millennials (Generación Y) y Trailing Millennials (18-24 años en 2018), quienes prefieren ver contenidos en sus computadoras, smartphones, redes sociales, YouTube, entre otros.
  6. Nuevo parámetros para “ver televisión”. El concepto ha evolucionado, aunque también cambia según el país. Cuando “ver televisión” significaba usar aparatos de televisión, casi todas las vistas eran en vivo; las mediciones eran transparentes. En 2017 se agrega la vista “diferida” de contenidos televisados no sólo a través de la señal convencional de TV, sino a través de streamings provenientes de smartphones, computadoras y tabletas.

Las tecnologías digitales en la industria de Medios y Entretenimiento han tenido un crecimiento estable, y sustituyen a los medios tradicionales en medidas no tan exponenciales; sin embargo, conforme evoluciona la tecnología digital y alcanza mayor estabilidad, aumentan las posibilidades de innovar el negocio y su estructura.

La demanda por tecnología va en aumento, porque su oferta nos lleva, como usuarios, a mejorar nuestras vidas; conocer estas tendencias le ofrece a las empresas un punto de referencia para plantear estrategias que las acerquen más a sus clientes.

Hoy más que nunca, nosotros como consumidores, definimos el futuro de los medios digitales.

*Socio Líder de Oracle en Consultoría, Deloitte México.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Crowdlending: invierte en personas que sí pagan mediante esta plataforma
Por

Los inversionistas de esta fintech ganan 17% de rendimiento promedio anual. ¿Su estrategia? El crowdlending con el índic...