Por Bernardo Salazar Jiménez*

Alguna vez te has preguntado: ¿quién debería ser el responsable de crear o rediseñar el sitio web de una empresa? La respuesta es sencilla: los equipos de marketing y ventas. Ambas áreas deben estar involucradas, coordinadas y comprometidas al 100%.

Si quieres que tu sitio web sea una herramienta de ventas, más que de marketing; a continuación analizaremos a detalle las razones del por qué ambos equipos son fundamentales.

¿Marketing y ventas involucrados en la elaboración de un sitio web?

Sabemos que el equipo de marketing es responsable de crear un sitio web que genere suficiente tráfico, para lograr los objetivos establecidos por la empresa.

Aunque esto es cierto, también sabemos que el equipo de ventas es quien interactúa cercanamente con los clientes potenciales.

Así, para entregar lo que tus prospectos desean cuando buscan en línea, ventas debe colaborar en la planeación de los contenidos digitales. Ya que ellos saben cómo entregar valor de forma efectiva y encaminar a tus prospectos hacia una compra.

Un sitio que eduque y entregue valor

Cuando tenemos un problema y deseamos solucionarlo recurrimos a Google (u otro buscador) para encontrar un resultado positivo.

Típicamente, el proceso para resolver algún problema suele ser el siguiente:

  • Búsqueda relacionada con los síntomas.
  • Encontrar el nombre del problema.
  • Explorar las posibles soluciones (productos, servicios, herramientas, etc.).
  • Decidir: ¿qué empresa te brinda mayor valor?

Cuando buscas resolver un problema, los sitios web que decidieron eliminar contenido para que estéticamente luciera mejor; realmente no solucionarán la cuestión.

Las imágenes y gráficos son mejor aceptadas que los textos. Pues, mucha información, supone mayores retos. Esto nos deja con aspectos visuales poco estéticos.

Un sitio web donde el prospecto obtenga respuestas a sus interrogantes, que muestre el por qué existe ese problema y cómo otros lo han resuelto, acercará al prospecto a una acción favorable. Aumentando, así, las probabilidades de contacto; esto se debe al acceso a toda la información sin reservas.

Es cierto: todos queremos un diseño hermoso, imágenes que impacten, animaciones y algunos otros artilugios que deslumbren a los visitantes.

Si tu objetivo es encaminar a potenciales clientes a descubrir cuál es su problema; un diseño impactante pasa a segundo plano. Encontrar toda la información relacionada a su solución, que les permita elegir de una forma informada y clara debe ser tu prioridad.

A lo anterior debemos añadir la poca paciencia que tenemos como consumidores. Es importante saber que en cuestión de sitios web tantas cosas impactantes estorban, puesto que hacen más lenta la carga del sitio.

Conclusión

Convencer a los propietarios o directores de tener un sitio web que ayude a las ventas no es tarea fácil.

Entonces, ¿cuál es la clave? Si el objetivo es tener más ventas, el enfoque debe ser un sitio web que tenga toda la información necesaria para tus potenciales clientes.

Recuerda que, el diseño y el contenido no deben tener la misma importancia. De ser así,tu sitio web terminará lleno de bloques de textos ocultos en acordeones, múltiples botones de “ver más” para mostrar texto oculto, etc.

No olvides que, lo más importante (siempre) son tus potenciales clientes y ellos quieren información clave y de alto valor.

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México

 

Siguientes artículos

vivienda hipotecaria
Transiciones exitosas: ¿Cómo mantener el patrimonio sin perder a la familia?
Por

Para lograrlo hay que elaborar una visión compartida de futuro de la familia empresaria.