Para innovar, una empresa u organización tiene que realizar investigación de mercados, para entender las necesidades, gustos y miedos de sus clientes. Para gobernar, los gobiernos federal, estatales y municipales deberían hacer lo mismo, para conocer las necesidades reales de la población y las comunidades. No hacerlo conlleva innovar, operar y gobernar a ciegas, sin rumbo, bajo una desconexión de las audiencias, ejecutando obras de impacto temporal o nulo. Esto es justo lo que está ocurriendo en nuestro país.

Mi intuición me decía, desde hace tiempo, que el gobierno estaba operando a ciegas, sin información válida de los territorios y sus habitantes, pero fue en los últimos meses cuando pude constatarlo claramente. A raíz del sismo del 19 de septiembre, con la ayuda de grandes aliados, armé una organización para llevar apoyo a comunidades afectadas en Puebla, Guerrero y Oaxaca. Esta organización, que ya formalizamos bajo el nombre de “México Sí Merece, AC”, ha podido apoyar a más de 40 comunidades de estos estados, no sólo a las que fueron más afectadas por los sismos, sino a las que históricamente han sido sacudidas por marginación, inseguridad, corrupción, falta de apoyos en salud, obra pública y educación.

En estas visitas, he podido confirmar mi hipótesis inicial: los gobiernos del país no hacen investigación para determinar cómo y cuándo apoyar para promover un desarrollo sustentable, humano y económico en las comunidades. Eso sí, claro, se hace mucha investigación sobre percepción política, de candidatos y preferencias electorales; en esto sí se invierten muchos recursos de la sociedad.

Cuando un gobierno no hace investigación, las consecuencias son obvias: apoyos sociales fuera de tiempo, obras innecesarias o poco prioritarias, imposición de lineamientos poco inteligentes de desarrollo local y estatal, infraestructura subutilizada, desmotivación y descontento social y aumento en la urgencia de las necesidades reales.

PUBLICIDAD

En muchas ocasiones, los gobernantes y administradores públicos creen que apoyan, y se jactan de la inversión en ciertas comunidades, pero, en realidad, son obras que ayudan muy poco.

Déjame ponerte unos ejemplos: En una comunidad de Guerrero, se construyó un puente que conecta dos comunidades, pero no se construyó el que conecta a estas dos comunidades con la cabecera municipal; por ende, la situación se mantiene igual. En una comunidad de Oaxaca, hay una bodega llena de libros, pero no hay maestros. A una comunidad de Puebla, recientemente el gobierno mandó semilla de calabaza, cuando ella pedía de tomate, chile y lechuga, puesto que la calabaza ahí no se da. Al mismo tiempo, en otras de Guerrero, pedían, precisamente, semillas de calabaza.

Apoyar a comunidades sin saber lo que se requiere en realidad, es un grave error, es tirar el dinero y fomentar un mayor empobrecimiento. Esta situación se ve a lo largo y ancho del país. El gobierno da, hace y apoya lo que cree que se requiere o lo que tiene a la mano. Ahí está el caso de la comunidad de Señor, en Quintana Roo, en donde el gobierno estatal anterior mandó construir 100 casas bajo un modelo arquitectónico que no permite que salga el calor, lo que vuelve imposible la vida en ellas.

Por 15 años me he dedicado a hacer investigación de mercados y creo profundamente en ella. Hoy sé que hay cuatro grandes causas para no realizar investigación: soberbia y arrogancia (cuando los directivos o gobernantes creen que lo saben todo), ignorancia (no considerar la investigación como algo fundamental), falta de recursos (aunque, en realidad, la investigación no es tan cara como se pensaría) y miedo (a descubrir que hay muchas más necesidades o que lo que se descubra afectará la imagen de los líderes).

Hoy, gobiernos y gobernantes parecen divorciados de la sociedad. Pero, ¿cómo podrá un esposo demostrarle mayor amor y comprensión a su esposa, si no le pregunta sus necesidades y deseos? ¿Cómo podrá un gobierno apoyar realmente el desarrollo de las comunidades, si no investiga ni comprende a detalle sus necesidades y posibilidades?

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

referendum-cataluña
Elecciones en Cataluña serán prueba para los independentistas
Por

Si los partidos proindependentistas consiguen una mayoría, el Gobierno de Rajoy se vería obligado a ofrecer una vía de n...