Los primeros seis meses del año, el gasto de los usuarios de scooters en la Ciudad de México llegó a los 70 pesos. Tomando en consideración los datos de tres de las principales compañías que ofrecen estos servicios como Grin, Lime y Bird, esta cantidad fue el pago promedio por cada vez que se utilizaban estos transportes alternos.

Así lo señala un documento de la plataforma financiera Fintonic, que categoriza los gastos y facilita su visualización para poder generar ahorros a los clientes y que realizó un análisis sobre el consumo de este tipo de servicios.

Lee también Movo quiere seguir rodando sus scooters en CDMX: alista acciones legales

“Durante la primera mitad del año, Grin se colocó como líder en la preferencia de los usuarios, ya que entre los más de 50,000 usuarios de Fintonic, se registraron 22 mil viajes en Grin y el gasto promedio en cada uno fue de 30 pesos”, detalla la firma.

La segunda más utilizada fue Lime, con 6,500 viajes en casi seis meses, y cada uno de ellos costó 97 pesos en promedio, más de tres veces que el costo de Grin. En tercer lugar en cuanto a usos se ubicó Bird, con 2,900, y el gasto en cada traslado fue de 83 pesos. Presumiblemente ambas marcas fueron utilizadas para traslados más largos, pero en conclusión, la marca mexicana es la más utilizada en la ciudad y a la vez la más barata.

“Es importante que nuestros usuarios conozcan en qué gastan el dinero para que puedan tomar las mejores decisiones. Por ejemplo, un usuario podría gastar aproximadamente 1,400 pesos al mes en estas opciones de transporte, lo cual se transformaría en un gasto fijo que se tendría que contemplar en su presupuesto. Sin embargo, podría representar una buena alternativa para distancias cortas para no utilizar alguna app de taxis y que como gasto promedio sean 100 pesos diarios; lo que al mes representaría 2,000 pesos”, detalló Alejandro Reveles, vocero de Fintonic.

La más reciente resolución de la Secretaría de Movilidad (Semovi) determinó que las empresas de este tipo de patines así como las de bicicletas sin anclajes, deben pagar una cuota por cada unidad que preste servicios, y en el caso de los scooters, el máximo que podrá estar en la calle es de 3,500 unidades. Esto podría llevar  a las marcas a realizar reajustes de tarifas, por lo que el gasto en el segundo semestre se prevé mayor.

“Decidimos hacer este estudio porque notamos un incremento de uso entre nuestros usuarios. Apoyamos las opciones de movilidad alternativa, pero si no se utilizan con responsabilidad financiera, pueden convertirse en un gasto que afecte el presupuesto mensual de las personas”, detalló Alejandro Reveles, vocero de Fintonic, concluyó Reveles.

Actualmente la movilidad sustentable es una inversión que realizan más usuarios, sin embargo puede no dimensionarse el gasto que representa porque se perciben montos pequeños en cada uso.

 

Siguientes artículos

Ocho cualidades de líderes con capacidad digital
Por

Los avances tecnológicos hacen que el mundo cambie a gran velocidad. La transformación digital no solamente impacta las...