Durante 15 años UBS, compañía líder en el sector de servicios financieros globales y Ashoka han apoyado a emprendedores sociales a través del premio Visionaris – UBS al Emprendedor Social. En esta edición el ganador fue  GrupoPaisano, iniciativa liderada por Héctor Martínez Galindo.

Galindo y su equipo trabajan para apoyar a los micro y pequeños productores del campo mexicano, a través de un modelo de economía solidaria, que promueve su desarrollo económico y el de sus comunidades.

Lo particular de esta iniciativa es que cada año, con las utilidades que se generan del negocio, los agricultores, que son socios de Grupo Paisano, le compran un porcentaje de la participación del grupo y después de 10 años, los agricultores se vuelven dueños de su empresa.

También puedes leer: Los autodidactas son mejores emprendedores

PUBLICIDAD

“Llevamos 15 años con este premio y hemos premiado a 64 emprendedores sociales y hemos repartido 725,000 dólares en premios”, dijo Kai Grunanuer, director ejecutivo en el equipo de UBS Philanthropy Services.

Para el directivo el elemento financiero es importante, pero contar con el capital social que los emprendedores adquieren cuando son finalistas de Visionaris.

Los finalistas pueden dar a conocer sus iniciativas a 200 empresarios y filántropos mexicanos.

Bajo el tema “Potenciando escalabilidad”, este año participaron 71 proyectos, de los cuales, tres fueron seleccionados como finalistas: Héctor Eduardo Martínez Galindo, creador de GrupoPaisano; a Tirian Mink, quien impulsó el proyecto Neta Cero; así como a Martha Isabel “Pati” Ruiz Corzo, titular de Grupo Ecológico Sierra Gorda.

Los otros dos finalistas, se llevan 5,000 dólares cada uno, por ser un proyecto social comprobado, por demostrar su escalabilidad y por probar su sustentabilidad económica.

 

Exposición

La falta de visibilidad de los proyectos que los emprendedores realizan es una de las trabas que contempla Kai.

“No tienen el impacto necesario a empresarios o filántropos que puedan invertir en ellos, lo que impide que crezcan y tengan un impacto mayor”, comentó el directivo.

Kai Grunanuer lleva más de 10 años siguiendo el emprendimiento social en México, y ha visto un crecimiento sostenido.

“Cada vez hay más jóvenes que se interesan en emprendimientos sociales, por contribuir a la solución de los problemas más álgidos a los que se enfrenta México. Hemos visto que diversas iniciativas, entre ellas Visionaris, han contribuido al emprendimiento social en México”, comentó Grunanuer.

 

Siguientes artículos

Once firmas audiovisuales de Quebec buscan profesionistas mexicanos
Por

En el marco de la edición del Festival Pixelatl, llevado a cabo del 4 al 8 de septiembre, estas once empresas canadiense...