Cada vez es mayor la oferta de restaurantes en México. Los soberbios productos y los elogiados chefs abren por puñados nuevos conceptos gastronómicos, pero… ¿Está el servicio de sala y vinos a la altura de la cocina? La respuesta es NO y estos son los 10 errores más comunes a los que como comensales nos enfrentamos a diario:

1. Temperatura de las bebidas.

Cervezas, vinos blancos y espumosos deben servirse a menos de 7°C. Nadie quiere beber una copa de champagne (que cuesta 250 pesos) a temperatura ambiente. ¿La excusa? «Acaban de meter las botellas en el refrigerador». No señores, las cámaras se cargan la noche anterior precisamente para que esto no ocurra.

restaurantes

 

2. Ojo con los aperitivos de cortesía, bajan las facturas

Muchos establecimientos nos surten de tostadas, salsas, manís, panes y otros hidratos aliñados antes incluso de tomar la comanda. El resultado es que quitan el hambre, engañan el estómago y el comensal pide menos comida.

3. ¡Qué frío hace!

Durante las tardes, la temperatura en la Ciudad de México disminuye considerablemente. Sin embargo, los restaurantes abren sus puertas, sus ventanas, nos sientan en plena corriente y no disponen de calentadores, mantas o semejantes artilugios que nos ayuden a entrar en tono.

4. Entre plato y plato, una partida de damas

Los tiempos de servicio siempre son una sorpresa. O bien llega toda la comida de golpe y apiñan platos sobre una diminuta mesa para dos personas (siempre te dan la mesa más pequeña) o bien te hacen esperar una media de siete minutos entre plato y plato, lo cual es una tortura si pides un menú degustación. Señores empresarios, si no tienen bien coordinado el servicio, no ofrezcan menú degustación.

5. La falta de coordinación

Otro error muy común son los tiempos de servicio dispares. En ocasiones me han empezado a ofrecer un postre cuando mi acompañante ni siquiera tiene su primer plato en la mesa. ¡Denunciable!

restaurantes

6. Platos no disponibles

Por favor, si les falta más de un 10% de los platos del menú, cambien la carta. Es decepcionante querer probar un platillo y que digan que ya no hay … Esto también se aplica a los vinos.

7. Horario de apertura

1pm, así lo reza Google y así aparece en la web. Pero cuando alguien llega a esa hora a comer se encuentra con un servicio despistado, mesas sin montar, personal todavía comiendo…. Los horarios de apertura deben estar ajustados a la realidad.

8. Levantar platos y servir vino a lo loco

Es costumbre en México levantar el plato de la mesa en cuanto el comensal deja reposar los cubiertos. Hay normas mundiales de protocolo que indican una determinada posición de los cubiertos cuando alguien termina de comer… En cuanto al vino… ¡Qué empeño en llenar la copa hasta los límites cada vez que le damos un sorbito! ¡Qué dedicación extrema para hacernos beber más y también consumir más!

9. La cuenta

Otro dolor de cabeza. La traen cuando no la pides, la pides y nunca te la traen. Ocho de cada 10 veces con una copita o cerveza de más. ¡Hay que revisar las cuentas, siempre!

10. Propina

Este punto me da la risa. Después de todo la anterior, no se le ocurra dejar menos del 10% en propina (y aún así estará mal visto por tacaño). El servicio entero se lanzará a cuestionarle antes de que alcance la puerta de salida.

Es preciso y obligado mejorar el servicio.

Te puede interesar: Cinco restaurantes para probar la mejor cocina de mar española

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

chef Martha Ortiz
Así es la Vida Forbes de… Martha Ortiz
Por

La propietaria de Dulce Patria, considerado el mejor restaurante en México por La Liste, descubre aspectos poco conocido...