La metodología de la conducción emocional permite mediante una serie de pasos, hacer que tu estado emocional cobre fuerza, impacte a nivel físico-fisiológico en ti, y sea compartido más fácilmente en el entorno; cuestión sumamente poderosa en temas de seguridad personal y de relación con terceros, para la obtención y comunicación de estados emocionales de convicción.

Como parte de mi teoría debes saber que tu poder no es sólo ejecutable, o ejercido, sino también ejercitable en materia interna-externa, a partir de la conducción de emociones. De ahí que la ley de conexión intrapersonal sea sumamente simple, pero increíblemente poderosa: Lo que es adentro, será afuera.

Piensa: ¿Cuánto de tu estado emocional refleja tu lenguaje corporal?

Mucho ¿verdad? Es claro que el lenguaje corporal, y cuánto sentimos de otros, es un ámbito aún desconocido, y mucho menos conducido y dominable. Pues bien, por ello es que comparto algunos aspectos básicos, teóricos metodológicos que no encontrarás en ningún otro lado.

Para comenzar, debemos comprender que el ser humano ejerce su poder en el mundo, a través de la conexión.

La conexión se encuentra en todos lados, y permite el vínculo entre las personas, las situaciones y las cosas.

No hay poder sin un estado de conexión de algún tipo, pues requiere, necesariamente, de dos elementos de fuerza práctica, la ejecutada y sobre la que se ejecuta.

El primer paso para concebir tu poder necesariamente implicará el conectar con la fuente de energía interna, que, a nivel físico-fisiológico, está conectada a tus estados emocionales.

Ahora bien: ¿Qué tanto conectas contigo? ¿Cuándo fue la última vez que ejercitaste de forma consciente tus emociones?

Estas preguntas son básicas para ti y las hago con la firme intención de que notes que quizá tú, como la mayor parte de las personas, no saben cómo cambiar sus estados emocionales a placer.

El trabajo de ejercitar estados emocionales puede ayudar a definir el rumbo de tu energía de manera interna, y apoyarte increíblemente en espacios de automotivación y persuasión.

Recomendaciones del coach.

Para ello es importante que comiences con lo más básico aquí te daré dos consejos:

  1. Vincula tus deseos y ejercítalos con estados emocionales positivos. Si no sabes bien ¿qué quieres? tu emoción puede también estar perdida. Y esto generará estados emocionales negativos, como desgana, inseguridad, desesperación, etc. Porque tu razón, al ver que no controla la situación, los genera. Cuando lo que queremos, es tan extremadamente claro para nosotros, que nos sorprende, es cuando comenzamos a actuar en consecuencia y sin duda, porque el estado emocional no requiere de convencimiento alguno. Por ello la convicción se relaciona con estados emocionales.
  2. Ejercita estados emocionales a voluntad. Cuando no intentas ni siquiera cambiar de estado emocional, sencillamente te conviertes en un ser sin poder. ¿Cuántas personas permiten que sus emociones las dominen? Las emociones pues, se deben conducir, y no controlar, utiliza de ser posible, agentes externos, que acentúen estados distintos para cambiar a placer de manera interna de una a otra emoción, lo que comenzará por ayudar a ejercitarte. El poder está en ti, ¡No se te olvide!

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @coachalexmeza

Facebook: ImpulsoHumanoMexico

Página web: Impulso Coaching

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

A un año después del triunfo de López Obrador
Por

La sobreexposición del presidente es la constante a un año del triunfo electoral. Un contexto internacional complejo y l...