El 80% de las empresas en México y Estados Unidos esperan un disminución en sus ingresos o ganancias para todo el año debido al impacto que han recibido por la pandemia del coronavirus, señaló un estudio que realizó recientemente la consultora Price Waterhouse Cooper (PwC). Este número cambió respecto a la primer encuesta realizada hace dos semanas, cuando solo 58% de los encuestados anticipaba un decrecimiento.

“Las empresas están ajustando rápidamente sus estrategias comerciales en respuesta a la pandemia, con el 85% de los directores financieros que indican que ya han tomado medidas financieras como resultado de Covid-19, el 67% se enfoca en medidas de contención de costos  y  el 58% se encuentra aplazando o cancelando inversiones planificadas , señaló el documento Encuesta de Pulso CFO- Covid-19.

Las principales preocupaciones de la encuesta son: 80% dice que una recesión global, 48% una baja en la confianza del consumidor, 48% dice que un impacto financiero, 42% efectos en la fuerza laboral y una disminución en la productividad, entre otras.

La encuesta se basó en las respuestas recopiladas de 55 líderes financieros en los Estados Unidos y México entre el 23 y el 25 de marzo.

El estudio agrega que solo el 16% de los CFO encuestados están buscando posibles despidos en el próximo mes. El resto, se está enfocando en proteger su activo más importante: su gente y sus medios de vida, lo que a su vez apoyará la economía y la ayudará a recuperarse.

En México, por ejemplo, aún están determinando que medidas emplear para mantener en la mayor medida a sus empleados (con renta y comida), así como lo hizo el Gobierno de Estados Unidos aplazando los impuestos para las empresas.

“En Estados Unidos, este enfoque lo adoptó el Departamento de Tesorería del 15 de abril al 15 de julio. Pero, depende de la perspectiva del gobierno que se mantenga la mayor cantidad de liquidez posible en manos de las personas y las empresas para que puedan retener la conexión con sus empleados. Por lo tanto, los empleados y los individuos pueden continuar manteniendo sus necesidades básicas de alimentos y alquiler, por lo que sin duda es una política adoptada en los Estado Unidos y otras partes en todo el mundo”, señaló Bushain Sethi, Co-Líder Global de Personas y Organizaciones de PwC en conferencia telefónicca.

Algunos de los sectores fuertemente impactados se han ajustado a escenarios para decidir si es mejor para el trabajador continuar con el pago de salario, contemplar la congelación de contratación, reducir las semanas laborales o, en todo caso, ofrecerles los beneficios directos de desempleo.

A pesar de los crecientes temores de una inminente recesión global el 84% de los líderes financieros, la mayoría de los encuestados (76%), se sienten seguros de que su negocio podría volver a su estado normal dentro de tres meses si la pandemia se resuelve hoy.

“Muchas compañías están lidiando con la forma de mantener la estabilidad financiera y operativa mientras navegan por esta crisis, y la confianza del CFO en la capacidad de recuperación de sus negocios en cuestión de meses sigue disminuyendo”, dijo Amity Millhiser, director de Clientes de PwC.

“La solvencia sigue siendo lo más importante ante un potencial recesión económica, y podemos esperar ver más acciones financieras importantes destinadas a mantener la resiliencia empresarial en las próximas semanas “, agregó Millhiser.

 

Fusiones y Adquisiciones tienen un panorama incierto

El impacto del brote en las estrategias de fusiones y adquisiciones (M&A) está dividido y no está claro en este momento. La mayoría de los líderes financieros encuestados todavía están evaluando si cambiar o no su enfoque, señala PwC.

Sin embargo, el 13% informa un apetito creciente por las fusiones y adquisiciones, lo que indica que algunos líderes están mirando hacia el futuro y evaluando negocios y activos que tienen operaciones subyacentes saludables y que ahora son asequibles.

“Las empresas ahora deberían estar planificando la recuperación, al tiempo que también toman tiempo para remodelar sus cadenas de suministro a la luz de los nuevos riesgos y las dimensiones de rendimiento competitivo. Esto ya estaba en marcha, ya que algunas empresas estadounidenses diversifican sus modelos operativos de Asia en respuesta a las políticas comerciales cambiantes y comienzan a construir automatizaciones de flujo de trabajo”, agrega el documento.

Lee: México, entre las 10 superpotencias del mundo para 2050: PwC

 

Siguientes artículos

pesca
Coparmex califica de duro golpe eliminación del estímulo fiscal a la pesca
Por

La Coparmex clasifica la medida como un retroceso para las empresas pesqueras