Pese a que la retórica en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se ha vuelto más beligerante, es posible que ésta termine de forma exitosa, consideró el banco BNP Paribas en un análisis.

La compañía europea resaltó que las posturas arriesgadas son tácticas de negociación muy comunes y una solución ganar-ganar-ganar es posible y deseable.

“Nuestra proyección como grupo sigue siendo que las cabezas más frías finalmente prevalecerán, y que el TLCAN terminará siendo modernizado, en lugar de eliminado”, señala el análisis firmado por Marcelo Carvalho, economista en jefe de BNP Paribas América Latina, y Luis Eduardo Peixoto, economista del banco.

Es comprensible, abundaron, que las negociaciones recientes se hayan vuelto más complicadas, ya que las discusiones han comenzado a abordar los asuntos más espinosos, principalmente propuestos por Estados Unidos.

PUBLICIDAD

Lee también: EU se queja por falta de voluntad para modificar el TLCAN

Al respecto, la empresa financiera apuntó que la cláusula “sunset”, la cual busca que el TLCAN termine cada cinco años si no es renegociado, agregaría incertidumbre a las empresas que planifican operaciones transfronterizas.

Sobre los cambios en las reglas de origen, éstas podrían menoscabar la eficiencia de las cadenas de suministro regionales, mencionó; además, “jugar” con los procedimientos de solución de controversias podría dar lugar a resoluciones potencialmente más proteccionistas, agregó el banco.

No te pierdas: AMIA rechaza propuesta de reglas de origen en negociación del TLCAN

Por otro lado, si las negociaciones no terminan para el final del primer trimestre de 2018, BNP Paribas prevé que las éstas probablemente se pospongan hasta después de las elecciones presidenciales de México, a realizarse en julio.

Entre los escenarios, el banco europeo analizó que si el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciara unilateralmente su decisión de retirarse del acuerdo comercial, su decisión sería impugnada en el Congreso y podría llegar a resolverse en la Suprema Corte de ese país.

Sobre las repercusiones que tendrá la cancelación del TLCAN para México, la institución mencionó que las autoridades mexicanas tendrían que contemplar acciones políticas en al menos tres áreas: comercio, inversión e integración.

“El comercio volvería a las reglas más amplias de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y se aplicarían las normas estándar de cada país. En cuanto a la inversión, las autoridades probablemente necesitarían buscar una forma de revisar las leyes locales para aumentar la protección de los inversionistas. Y en cuanto a la integración, México probablemente buscaría diversificar sus relaciones internacionales”, se apuntó en el análisis.

Con respecto al efecto que podría causar al peso, la compañía considera que las autoridades podrían preferir evitar intervenir directamente en el mercado de divisas mediante la venta de dólares, pero sí podrían tratar de intervenir con derivados que se liquiden en la moneda local como una línea de defensa.

Te puede interesar: JPMorgan estima dólar de 21.9 pesos sin el TLCAN

“En términos de política monetaria, creemos que hay una alta posibilidad de alza de tasas. En nuestra opinión, un alza solo vendría si la moneda se debilitara lo suficiente y durante el tiempo suficiente como para que comience a anular las expectativas de inflación a más largo plazo”, señaló BNP Paribas.

 

Siguientes artículos

Coparmex pide subir salario mínimo a 95.24 pesos en noviembre
Por

La organización acusó que el salario no ha subido por presiones de la Secretaría de Hacienda y del Banco de México.